Resuelven un asesinato gracias a un ‘selfie’ #En60”

Tras dos años de investigación sin éxito, un ‘selfie’ subido por la propia asesina a Facebook ha sido la clave para resolver un crimen.

Cheyenne Rose Antoine, una joven candiense de 21 años, ha sido condenada a siete años de prisión por asesinar a su amiga, Brittney Gargol, Los investigadores descubrieron que el arma del crimen pertenecía a una de ellas gracias en un selfie publicado por ambas en Facebook. El cuerpo de Gargol fue encontrado en una carretera en la localidad canadiense de Saskatoon. Junto a su cadáver estaba el arma con el que fue asesinasda: un cinturón con el que había sido estrangulada. Dos años después, los investigadores descubrieron que Rose Antoine llevaba puesto el mismo cinturón el día de la foto, el mismo día en el que acabó con la vida de su amiga.

Finalmente, la asesina confesó el crimen, declarando que aquella noche de 2015 ambas tuvieron una fuerte discusión cuando se encontraban bajos los efectos del alcohol y la marihuana.