Kobori, la falsa identidad de un exjefe de la mafia Yakuza

Se llamaba Kobori, o así le llamaban sus compañeros de ajedrez con los que jugaba cada tarde. Iba al mercado cada día y se divertía enseñando sus tatuajes a los jóvenes. Una vida tranquila para un anciano de 72 años.

Pero nada era lo que parecía. Su nombre real es Shigeharu Shirai, es un exjefe de la Yakuza japonesa y uno de los fugitivos más buscados por la policía nipona. Asesinó a uno de los líderes de una banda rival en el año 2003.

¿Cómo le descubrieron?

Un apasionado por los tatuajes, publicó una fotografía en Facebook de sus espalda, su pecho y sus brazos tatuados. Los tatuajes tienen relación con la mafia a la que pertenecía. Las imágenes compartidas en internet fueron encontradas por las autoridades. La policía tailandesa le detuvo hace una semana.