Forn y los Jordis declaran ante el Supremo para dar su versión sobre el ‘procés’

El expresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y diputado electo de Junts per Catalunya Jordi Sánchez ha sido el primero en comenzar a declarar ante el magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena, que le ha citado junto al líder de Òmnium Cultural, Jordi Sánchez y el exconsejero de Interior de la Generalitat Joaquim Forn para escuchar su versión sobre los hechos del denominado ‘procés’ que culminaron en la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) de Cataluña el pasado 27 de octubre.

Sánchez fue el primero es ser trasladado en un furgón desde los calabozos de la Audiencia Nacional al alto tribunal, separados por apenas unos 200 metros. Será interrogado especialmente por su participación en el asedio a la Consejería de Economía de la Generalitat que dificultó la realización de un registro judicial en esta dependencia el pasado 20 de septiembre, y donde según el juez se produjo una “explosión violenta”.

Los fiscales que realizarán el interrogatorio serán Fidel Cadena y Jaime Moreno, y los investigados también serán preguntados por la acusación popular ejercida en representación del partido político Vox. Están presentes en la Sala sus abogados y las defensas del resto de investigados en esta causa, entre las que se encuentra el exconsejero de Presidencia y condenado por la consulta del 9-N de 2014 Francesc Homs.

Tanto los líderes sociales como el exconsejero se encuentran en prisión preventiva y pidieron expresamente declarar ante el magistrado ya que en anteriores comparecencias judiciales o bien se han negado a contestar o lo han hecho únicamente para expresar sus intenciones futuras de cara a conjurar su permanencia en prisión. A las puertas del Tribunal Supremo les acompañaban este jueves parlamentarios del PdeCAT y ERC.

Las defensas de los investigados han anunciado que en esta ocasión sus patrocinados sí quieren explicarse sobre su participación en los hechos, ya que hasta ahora o bien se han negado a declarar o su comparecencia obedecía tan sólo a fijar medidas cautelares.

Los abogados aprovecharán además su presencia este jueves en el alto tribunal para pedir de nuevo la excarcelación de sus clientes, si bien fuentes de la defensa han señalado que aún no han determinado si dicha petición se realizará mediante la presentación de escrito o ‘in voce’ al término de las declaraciones. En todo caso, el juez no tiene por qué resolver sobre esta cuestión mañana mismo, pudiendo dejar el asunto para los próximos días.

 

La clave del 20 de septiembre ante el Supremo

 

En el auto del pasado 4 de diciembre por el se acordó mantener a estos investigados en prisión, el juez LLarena hacía mención a los actos cometidos el pasado 20 de septiembre ante la Consejería de Economía de la Generalitat de Cataluña.

Señalaba expresamente que sus aportaciones estaban “directamente vinculadas a una explosión violenta que, de reiterarse, no deja margen de corrección o de satisfacción a quienes se vean alcanzados por ella”.

“El riesgo de reiteración de sus conductas –añadía el magistrado– impone a este instructor un mayor grado de rigor y cautela, a la hora de conjugar el derecho a la libertad de los investigados y el derecho de la comunidad de poder desarrollar su actividad cotidiana en un contexto despojado de cualquier riesgo previsible de soportar comportamientos que lesionen de manera irreparable, no sólo su convivencia social o familiar, así como el libre desarrollo económico y laboral, sino la propia integridad física”, exponía el auto.