Violada, desfigurada y arrojada junto a las vías #En60”

Fue golpeada, violada y, posteriormente, arrojada entre las rocas. Los Mossos investigan ahora la violación y desfiguración de una mujer en Sant Andreu de Llavaneres que tuvo lugar el pasado 28 de diciembre.

La mujer de 42 años y de nacionalidad colombiana recorría como cada mañana los tres kilómetros que separan su domicilio, en el barrio de Mataró, de su trabajo en Sant Andreu de Llavaneres. Su asaltante la esperaba a la altura de la estación de tren y tras golpearla brutalmente y quitarle la ropa, la violó. Después, la arrojó entre las rocas del espigón y la abandonó gravemente herida. Cuando la mujer recuperó la consciencia, pidió auxilio, pero sus gritos no fueron atendidos por ninguno de los tres transeúntes que pasaron por allí. Los Mossos han abierto una investigación paralela para dar con la identidad de esas tres personas e imputarles un delito de denegación de auxilio.

Tras encontrarse a salvo, la mujer dio algunos detalles de su agresor, que según psicólogos forenses podría ser un conocido de su entorno.