La Policía peruana rastrea los últimos pasos de la valenciana desaparecida

La Policía peruana está realizando “un rastreo exactamente de los últimos pasos” que dio en ese país Nathaly Salazar, la joven ecuatoriana residente en València desaparecida desde hace seis días cuando se encontraba de viaje. Así lo ha manifestado el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, quien ha recalcado que se están haciendo “todos los esfuerzos posibles” para localizarla.

El delegado, que ha realizado estas declaraciones en Chiva (Valencia) tras una visita a escuela EagleDron, a preguntas de los medios sobre el operativo para encontrar a la joven, ha aseverado que el Ministerio de Exteriores español está “en contacto con las autoridades de Perú”. “Se está esta realizando un rastreo exactamente de los últimos pasos que dio Nathaly y parece que las últimas señales son que estaba en Cuzco”, ha precisado.

Moragues ha expresado la “total sensibilidad hacia la familia” de la mujer, de 28 años, al tiempo que ha remarcado que “se están haciendo todos los esfuerzos posibles por parte del Consulado en Cuzco”. “Deseamos un pronto esclarecimiento; estamos en contacto desde el Gobierno de España con la familia y esperemos que todo finalice bien”, ha concluido el representante del Ejecutivo central.

La Policía de Perú ha iniciado este lunes de manera oficial la búsqueda de la joven ecuatoriana residente en València, Nathaly Salazar, desaparecida desde hace seis días en este país sudamericano, en el que se encontraba de viaje.

Así lo ha confirmado Tamara, la hermana de la joven, que ha indicado que el titular del Consulado Español en Lima (Perú) le ha comunicado que esta jornada ha comenzado ya oficialmente la búsqueda de Nathaly por parte de la Policía de Perú.

Nathaly Salazar se encontraba de viaje en Sudamérica desde finales del pasado mes de septiembre, cuando partió de València, ciudad en la que reside con sus padres, para recorrer como “mochilera” diferentes países.

Desde entonces, había visitado Ecuador y se encontraba ahora en Perú, en concreto, en la ciudad de Cuzco desde el pasado 28 de diciembre. La familia de la joven hablaba todos los días con ella desde que inició su viaje hasta el pasado 1 de enero, último día que se comunicaron.