‘Resucita’ antes de la autopsia #En60″

Lo daban por muerto. A un preso de Centro Penitenciario de Asturias, Gonzalo Montoya Jiménez, lo encontraron sin signos de vida en su celda y lo transportaron en una bolsa cerrada para practicarle la autopsia.

Estaba sentado en una silla inconsciente y sin muestras aparentes de violencia. Llegaron los sanitarios y comprobaron que no tenía pulso, así que el juez acordó el levantamiento del cadáver. Desde la prisión los funcionarios contactaron con los familiares pero Gonzalo Montoya no estaba muerto. Trasladaron al preso al Hospital Universitario de Asturias, donde ya se está recuperando y se encuentra estable, de acuerdo con fuentes carcelarias, aunque las causas por las que el hombre quedó inconsciente y aparentemente sin signos vida aún se desconocen.

El hospital no ha hecho público el parte médico y se ha limitado a contestar que no hará declaraciones públicas. El juez ya está investigando el suceso.