El PIB crece un 0,8% en el cuarto trimestre pese a la incertidumbre catalana

La tasa de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) español durante el periodo octubre-diciembre habría mantenido un ritmo similar al del tercer trimestre del año, situándose en el 0,8%, gracias al fortalecimiento de los mercados de exportación, que habría contrarrestado los efectos adversos derivados del aumento de la incertidumbre relacionado con la situación política en Cataluña, según el Banco de España.

De acuerdo con la institución, estos efectos adversos se habrían concentrado especialmente en esta Comunidad Autónoma. Desde el punto de vista de los componentes de demanda, el impacto negativo de la incertidumbre se habría manifestado sobre todo en el gasto privado interno y en las exportaciones turísticas.

En términos de empleo, esta variable creció un 3,2% en el cuarto trimestre, su mayor nivel desde el primer trimestre de 2016.

A medio plazo, el Banco de España espera una continuación de la fase expansiva, favorecida por los avances observados en el proceso de reconducción de los desequilibrios de la economía, si bien se prevé que el crecimiento del PIB pierda cierta intensidad en los próximos años.

En concreto, estima un avance del PIB del 2,4% en 2018 y del 2,1% tanto en 2019 como en 2020.