Videojuegos y enfermedad mental #En60”

La Organización Mundial de la Salud incluirá como enfermedad mental el trastorno por videojuegos, en una lista que no se actualizaba desde 1990.

El trastorno se caracteriza por un comportamiento de juego “continuo o recurrente”, vinculado a tres condiciones negativas provocadas por el mal uso de los juegos digitales. La primera, no controlar la conducta del juego, la segunda, otorgarle mayor prioridad a los juegos frente a otros intereses vitales y la tercera, mantener la conducta o aumentarla a pesar de las consecuencias negativas. Según Vladimir Poznyak, experto de la OMS, jugar a videojuegos no implica sufrir un trastorno, pero su uso excesivo sí puede generar efectos adversos. La OMS comenzó a considerar este trastorno hace diez años y tras mucho tiempode investigación, han decidido reconocer el desorden oficialmente en su próximo manual de diagnóstico.

Un grupo de especialistas criticó severamente esta decisión y afirmó que debía eliminarse de la clasificación para evitar causar daños a los videojugadores sanos de todo el mundo.