Barcelona y su ‘cinturón rojo’ se vuelven ‘naranja’ con Ciudadanos

El tradicional cinturón rojo de Barcelona, integrado por el área metropolitana barcelonesa, ha reafirmado en las elecciones al Parlament de este jueves su confianza en Cs en lugar del PSC, tras otorgársela ya en las pasadas elecciones de 2015 por primera vez, y dándole la conquista de nuevas plazas.

Esta región, conformada por las comarcas del Barcelonès, Baix Llobregat, Maresme, Vallès Oriental y Vallès Occidental, ha sido un feudo tradicional del PSC, y en las elecciones de este jueves Cs ha sido el partido más votado en cuatro de las cinco plazas del cinturón, salvo el Maresme, donde ha ganado JxCat.

Sin embargo, Cs ha estrenado su liderazgo en distintas proporciones en el Barcelonès –con el 26,49%–, el Baix Llobregat –31,61%–, el Vallès Occidental –29,18%– y el Vallès Oriental –25,72%–.

CONQUISTA DEL BARCELONÈS

Tras darle al partido 222.666 votos en 2015 –el 18,63%–, el Barcelonès ha redoblado su confianza en la formación consignándole más de 312.484 votos, el 26,5%, algo que han hecho con especial ahínco los votantes de L’Hospitalet, Sant Adrià, Badalona y Santa Coloma de Gramanet, y no con tanta fuerza Barcelona, donde sin embargo ha ganado con el 23,96% de los votos –196.143 papeletas–.

En L’Hospitalet, Cs ha conseguido mantenerse como primera fuerza, tras lograr más de 44.500 votos –el 33,49%–, manteniendo por debajo al PSC con 30.360 votos y el 23,04%; igual que en Sant Adrià del Besòs, donde ya era el primer partido y lo ha podido revalidar gracias a más de 5.979 votos –el 34,49%–.

El liderazgo del PSC en Santa Coloma de Gramenet ha sido desbancado por Cs, gracias a más de 21.500 votos, dejando a los socialistas en segundo lugar, situación que se ha repetido en Badalona, donde les han votado más de 40.000 personas.

AVANZA Y CONSOLIDA

En el Baix Llobregat, Cs ha conseguido estrenarse como partido más votado en Sant Vicenç dels Horts, Sant Joan Despí, Sant Feliu y Pallejà, mientras que ha conseguido mantener el liderazgo logrado en 2015 en Esplugues, Castelldefels, Sant Boi, Gavà, Cornellà, El Prat, Viladecans y Abrera.

No obstante, han seguido siendo plazas independentistas Sant Just Desvern, Molins de Rei, Santa Coloma de Cervelló, Torrelles de Llobregat, La Palma de Cervelló Argentona, Begues y El Papiol.

En el Vallès Oriental y Occidental, Cs ha conquistado Sabadell, Terrassa, Badia, Cerdanyola, Mollet, Palau-Solità i Plegamans, a la vez que Cs ha mantenido Barberà, Montornès, Ripollet, aunque las localidades vallesanas independentistas del cinturón han sido Sant Cugat, Caldes de Montbui, Castellar y Llinars, entre otros.

Respecto al Maresme, sus votantes se han volcado con la independencia en Alella, Canet de Mar, Premià de Dalt, Sant Andreu de Llavaneres, Vilassar de Dalt, Vilassar de Mar, Sant Pol de Mar, Arenys de Munt y Arenys de Mar; no obstante, Cs ha conseguido hacerse con Montcada i Reixac y Premià de Mar.