El juez retira las órdenes de detención contra Puigdemont y los exconsejeros

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha acordado retirar las Órdenes Europeas De Detención dictadas contra el expresidente catalán Carles Puigdemont y los exconsejeros Antonio Comín, Lluís Puig, Meritxell Serret y Clara Ponsatí, todos ellos en Bélgica, y solicita que se comunique su decisión a las autoridades belgas, a fin de que dejen sin efecto la colaboración solicitada en su día por la magistrada de la Audiencia Nacional Carmen Lamela.

Según informa el alto tribunal, el magistrado considera que se deben retirar las órdenes europeas porque está investigando un delito de naturaleza plurisubjetiva dotado de unidad jurídica inseparable, lo que requiere una única contestación para evitar respuestas contradictorias.

 

TENÍAN INTENCIÓN DE VOLVER POR EL 21-D

 

En el auto, el juez del Supremo describe el nuevo escenario que se presenta en este momento desde que la jueza Carmen Lamela dictó órdenes internacionales de detención el pasado 3 de noviembre. Después de esto, “los investigados parecen haber mostrado su intención de retornar a España con la finalidad de tomar posesión y ejercer unos cargos electivos” para los que optarán en las elecciones del 21 de diciembre.

Por otro lado, añade Llarena, una vez que se ha acumulado la causa en el Supremo, los hechos investigados suscitan la eventual comisión de un delito de naturaleza plurisubjetiva, es decir, que los hechos por los que se imputa a los investigados, ya estén en Bélgica o en España, se habrían perpetrado mediante el concierto de todos “y con una unidad jurídica inseparable”.

“La depuración de las distintas responsabilidades penales debe ser llevada de manera unificada, pues de otro modo podría romperse la continencia de la causa y conducir el proceso a respuestas contradictorias y divergentes para los distintos partícipes”, explica.