La discriminación laboral que sufren las mujeres #En60″

El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo ha vuelto a subir en noviembre y se ceba particularmente con las mujeres.

De las 7.255 personas que incrementaron la cifra del paro, el 96% son mujeres. Sigue aumentando aún más la brecha entre géneros en el mundo laboral. Para la responsable de Mujeres e Igualdad, estos datos reflejan la tremenda desigualdad en el acceso al empleo. Afirma textualmente “No es que seamos muchas más la paradas, sino que el empleo que se crea es para los hombres. Ellos, a pesar de que existan muchas dificultades, vuelven a formar parte del empleo, están en activo”. Pero las diferencias no solo se focalizan en la adquisición del trabajo sino que los prejuicios y la discriminación generan que en el mercado de trabajo exista una diferencia salarial entre un hombre y una mujer de entre el 15 al 60 por ciento, esto pese a tener el mismo puesto de trabajo.

Los datos hablan por si solos, la feminización de la pobreza, una expresión que se acuñó en los años 70 del siglo pasado, no ha perdido aún su significado, las mujeres todavía lo tienen más complicado para salir de la crisis.