La cota de nieve bajará a los 300 metros con mínimas de -10ºC

La masa de aire muy fría de procedencia ártica marítima que está afectando a España se irá extendiendo por toda la Península y por Baleares, dando lugar a un descenso generalizado de las temperaturas que provocará heladas en zonas extensas, así como una nieve persistente en el norte peninsular, con una cota de nieve que bajará a los 300 metros y mínimas de hasta -14 grados, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que ha emitido un aviso especial.

Una treintena de provincias se encuentran en alertas por nieve, bajas temperaturas, viento y oleaje.La nieve afecta especialmente al norte peninsular donde se encuentran en situación de riesgo importante (naranja) Asturias, el País Vasco, La Rioja, Navarra, Palencia, Burgos, León y Cantabria. Tambén por nieve pero en riesgo amarillo están Huesca, Teruel, Zaragoza, Cuenca, Guadalajara, Soria, Lérida y Mallorca.

Asimismo, Huesca, Teruel, Zaragoza, Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Gualajara, Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Madrid, Alicante y Valencia están también en situación de riesgo por bajas temperaturas. El viento afectará a Teruel, Tarragona, Madrid y Castellón y el ojeaje a Baleares, la Comunidad Valenciana y Tarragona.

Este viernes 1 de diciembre y el sábado día 2 serán los días en los que el temporal de nieve tendrá mayor incidencia. Además de las áreas que se verán afectadas este jueves, las nevadas se extenderán a la mitad oriental de Castilla y León, al resto del Sistema Ibérico, y al este del Sistema Central. La cota de precipitación en forma de nieve podrá descender en el extremo oriental del área cantábrica y en Navarra a los 300 metros. La AEMET incluso no descarta que ocasionalmente la cota pueda estar incluso más baja en el extremo más oriental del País Vasco.

Las acumulaciones más importantes se esperan de nuevo en el Cantábrico y Pirineo occidental por encima de los 1.100 metros, con espesores que podrán superar los 30 centímetros en 24 horas, mientras que en el resto de zonas afectadas los 15 y 20 centímetros por encima de los 600 y 700 metros, especialmente el viernes. Durante este episodio podrá nevar también, aunque de forma menos intensa, en otras zonas altas del noroeste y del sureste peninsulares, así como en el norte de Mallorca.

En cuanto a las temperaturas, seguirán registrándose valores muy bajos durante este final de semana y durante gran parte de la próxima. Especialmente se verán afectadas las mínimas en la Península con valores que, salvo en el extremo suroeste y zonas costeras, se mantendrán por debajo de los 0 grados Centígrados, dando lugar a heladas muy extensas.

Muy probablemente se alcanzarán valores en torno a los -5 grados en amplias zonas de la meseta norte y, de forma más local, en el interior de la mitad oriental peninsular. En áreas de montaña del norte, incluso los valores podrán ser inferiores a -10 grados.

Los vientos intensos que se esperan durante estos días, especialmente en la mitad nororiental peninsular, aumentarán la sensación de frío de forma notoria, según la AEMET. En Baleares, son probables las heladas generalizadas en el interior durante la madrugada del sábado día 2. A partir de la tarde del sábado tenderán a remitir las nevadas, si bien las bajas temperaturas continuarán a lo largo de la mayor parte de la semana que viene.

Category: Noticias, Tiempo
Tags: , ,