Al menos 235 muertos en Egipto por un atentado

Más de 200 muertos por un ataque con bomba y armas ligeras contra una mezquita en la provincia del norte del Sinaí (Egipto) y contra el posterior despliegue de ambulancias que atendía a las víctimas del atentado inicial, según ha confirmado la agencia oficial de noticias MENA.

El ataque ha tenido lugar en la mezquita de Al Rawdah, situada en la localidad de Bir al Abd, a unos 40 kilómetros de la capital de la provincia, El Arish. Según testigos, varios hombres armados abrieron fuego indiscriminado en pleno sermón tras bajarse de cuatro vehículos todoterreno y detonar un potente explosivo.

El Arish es escenario habitual de ataques de milicias y grupos armados de la región, de acuerdo con las primeras informaciones de medios egipcios tras la detonación.

Fuentes del Ministerio de Salud han confirmado al diario ‘Asharq Al Awsat’ un segundo ataque contra las cerca de 30 ambulancias desplegadas en la escena para transportar a los heridos del primer atentado. Tras el fin del asalto, los residentes de la zona han empleado sus vehículos particulares para trasladar a los heridos al hospital de Bir el Abd y el Hospital General de El Arish.

El presidente del país, Abdelfatá al Sisi, ha convocado un comité de seguridad para discutir las repercusiones del ataque terrorista, mientras ha declarado tres días de luto oficial.

Al menos 15 presuntos implicados en el atentado del Sinaí (Egipto) mueren

Aviones no tripulados del Ejército egipcio han matado al menos a 15 presuntos implicados en la matanza perpetrada este viernes en la mezquita de Al Rawdah, en la provincia de Sinaí del Norte, según ha informado fuentes de seguridad a la sección árabe de la cadena británica Sky News.

Los bombardeos fueron efectuados contra dos vehículos todoterreno que circulaban por un área desértica cerca del lugar del atentado.

Previamente, los testigos del ataque aseguraron que los responsables llegaron al lugar en cuatro vehículos 4×4. Tras detonar un artefacto explosivo, abrieron fuego indiscriminado contra los presentes en la mezquita — situada a unos 40 kilómetros de la capital provincial, El Arish –, y luego otra vez contra las ambulancias que estaban trasladando a los supervivientes.

El atentado de hoy ya es el más sangriento de la historia reciente de Egipto, por encima de las 224 víctimas mortales del vuelo 9268 de Metrojet, derribado en octubre de 2015 también sobre el norte del Sinaí.