Detenido un joven de 21 años en Melilla por pertenecer al Daesh

La Policía Nacional ha detenido en Melilla a un joven de 21 años de nacionalidad española por su plena adscripción y compromiso con la organización terrorista DAESH y que realizaba labores de captación utilizando internet y las redes sociales. Además, llevaba a cabo actividades de adoctrinamiento que realizaba en su entorno más próximo.

Según ha informado la Policía, el arrestado era muy discreto en Internet, mostraba siempre un perfil privado en redes sociales sólo accesible para sus ‘amigos’, se auto adiestraba mediante el acceso constante a sitios web con imágenes, vídeos y textos de DAESH que descargaba y visualizaba de manera compulsiva para después adoctrinar a terceras personas.

En el marco de esta operación policial se va a tomar declaración a dos personas más –dos hombres de 21 y 28 años de origen español– sobre los que el principal detenido ejercía un papel adoctrinador. Les había llevado a interiorizar las doctrinas de DAESH, a apoyar y enaltecer sus acciones terroristas, a valorar la posibilidad de cometer atentados, e incluso a defender el ataque terrorista ocurrido en Barcelona el pasado mes de agosto.

 

Evolución de la actividad delictiva

 

El arrestado había sufrido un intenso proceso de radicalización en el que su actividad delictiva había ido evolucionando hacia un auto adoctrinamiento continuo y progresivo que le había llevado a navegar en Internet de manera exclusiva sobre contenidos referentes a la organización terrorista.

Los vídeos a los que accedía eran de gran calidad y de contenido muy violento y explícito. Además demostraban un importante dominio de la red, ya que este material propagandístico e incitador a la comisión de atentados se distribuye a través de una red de comunicaciones de difícil acceso para impedir su localización.

Según los investigadores, el detenido adoptaba medidas de seguridad extraordinarias al mostrarse muy reservado y cauto para evitar ser detectado por los agentes policiales. Entre otras cosas, evitaba hacer comentarios en público que le posicionasen a favor de DAESH, y se guardaba el discurso para las reuniones que mantenía con aquellas personas de su círculo más íntimo a los que pretendía adoctrinar y adherir a la causa terrorista yihadista.

 

Contacto directo con condenados vinculados a Daesh

 

Además, el arrestado había mantenido contacto directo con individuos condenados actualmente por su pertenencia e integración en la organización terrorista DAESH, procesados que captaban, adoctrinaban y enviaban combatientes desde Melilla y Marruecos a zonas de conflicto.

Entre ellos, destaca la figura de un melillense que se marchó en 2012 y que se convirtió en dirigente de una katiba yihadista en Mali y que supuestamente falleció en combate en 2016 en Tombuctú. Las continuas detenciones en su entorno no sólo no provocaron el cese de su actividad sino que se vio incrementada y reforzada.

La Policía destaca que, con esta nueva operación se neutraliza una potencial amenaza ya que el detenido se encontraba en un punto de plena disposición con la organización terrorista que podría haberle llevado a cometer atentados –tal como reclama DAESH y siguiendo el ejemplo de otros terroristas que han cometido atentados en Europa y en EEUU–.

La operación, que continúa abierta, se ha desarrollado bajo la supervisión del Juzgado Central Instrucción número 2 y la coordinación de la Fiscalía de la Audiencia Nacional. Las detenciones se han producido en colaboración con la Brigada Provincial de Información de Melilla.

Desde el 26 de junio de 2015, fecha en el que el Ministerio del Interior elevó a 4 el Nivel de Alerta Antiterrorista (NAA), las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han detenido a 209 terroristas yihadistas en operaciones realizadas en España y en el exterior y a un total de 254 desde principios de 2015.