Interrogado por quinta vez Benjamin Netanyahu por corrupción

La Policía de Israel ha interrogado por quinta vez al primer ministro, Benjamin Netanyahu, que ha sido señalado en estos últimos meses en las investigaciones abiertas por dos presuntos casos de corrupción y podría verse implicado en un tercero.

Un grupo de investigadores de la Policía se ha desplazado este jueves a la residencia del primer ministro para plantearle nuevas preguntas, si bien las pesquisas siguen transcurriendo con el máximo secretismo, según fuentes citadas por el diario ‘Haaretz’.

 

Netanyahu tiene que hacer frente en ambos casos al testimonio de su antiguo jefe de Gabinete, Ari Harow, que pactó en agosto un acuerdo para convertirse en testigo y proporcionar detalles que, según los medios, pueden afectar al futuro procesal del primer ministro

 

En el denominado ‘Caso 1000’, los investigadores analizan si Netanyahu aceptó regalos como sobornos a cambio de favorecer los intereses de determinadas personas, mientras que en el ‘Caso 2000, se estudia si negoció con el responsable del periódico ‘Yedioth Ahronoth’ una cobertura favorable a su Gobierno.

Netanyahu tiene que hacer frente en ambos casos al testimonio de su antiguo jefe de Gabinete, Ari Harow, que pactó en agosto un acuerdo para convertirse en testigo y proporcionar detalles que, según los medios, pueden afectar al futuro procesal del primer ministro. El jefe del Ejecutivo israelí aún no está imputado formalmente.

A Netanyahu también se la ha abierto un tercer frente en el que, al menos por el momento, no ha sido incluido como sospechoso. En los últimos días han sido detenidos dos personas de su entorno por el denominado ‘Caso 3000’, en el que se analizan posibles irregularidades en la compra de tres submarinos y cuatro barcos a Alemania valorados en un total de 2.000 millones de euros.