Los creadores de Stranger Things querían matar a uno de los protagonistas en la 1ª temporada

La segunda temporada de Stranger Things ha vuelto a poner de moda la nostalgia ochentera y las aventuras de esa adorable y variopinta pandilla de preadolescentes de Hawkins. Un club de jóvenes aventureros que, en su primera temporada, estuvo a punto de perder a uno de sus miembros más importantes. Y es que según han revelado los hermanos Duffer, uno de los niños protagonistas iba a morir al final de la primera temporada.

Resulta que Stranger Things iba a ser de una sola temporada y al final de la misma  Eleven iba a “sacrificarse”:

“Tal vez no debería decir esto porque me gusta pretender que todo fue planificado pero la verdad es que originalmente se planificó para que sea una serie limitada. Así que Eleven iba a sacrificarse y salvar al mundo y luego eso era todo, porque fue un momento en el que las series limitadas eran un gran asunto”.

Con más temporadas en mente (por ahora hay hasta 2 más en los planes), fue la mejor decisión expandir la historia para que disfrutemos de la dinámica de estos personajes y su constante lucha contra los monstruos creados en el Laboratorio de Hawkings.