Isabel Pantoja reaparece en Bilbao

 

Isabel Pantoja ha vuelto a subirse a un escenario. La tonadillera volvía anoche a ofrecer un concierto y lo hacía en Bilbao y en medio de toda la polémica que salpica al matrimonio de su hijo Kiko Rivera, que podría ver amenazada su estabilidad familiar por la existencia de un supuesto vídeo que pondría de manifiesto una infidelidad del Dj a su mujer, Irene Rosales.

Sin embargo, como mejor sabe hacer Isabel se entregó a su publico continuando con su gira ‘Hasta que se apague el sol’ después de su concierto en Sevilla y subiendo al escenario del Arena Miribilla de Bilabo, el cual tiene un aforo de 10.000 asistentes, pero Isabel solo consiguió vender 6.000 entradas convirtiéndose en un uno de sus conciertos menos exitosos desde que volviera a los ruedos después de su paso por prisión.

Pero eso no acabo con la emoción de Isabel, que con el impetu que la caracteriza dedico una de sus canciones más emotivas a sus 3 nietos, como ya viene siendo costumbre. Mostrando también su faceta más divertida, la tonadillera no tuvo inconveniente en resolver con gracia un problema con la cremallera de uno de sus vestidos confesando: “O me lo quito aquí o me lo quito dentro”, desapareciendo por unos instantes del escenario.

Menos delgada que como la habíamos visto en sus últimas apariciones, Isabel Pantoja lució tres vestidos. El primero negro con encaje amarillo de Alonso Cozar, el segundo en negro con estampado rojo, amarillo y verde de López de Santos y la bata de cola que sabe mover como nadie de Lina.

A diferencia de los conciertos anteriores en los que Isabel estaba arropada por su familia al completo, esta vez solo ha estado a su lado su sobrina Anabel Pantoja, que trabaja con su equipo, mientras sus hijos han preferido mantenerse alejados, en medio Kiko de la polémica por sus supuestas infidelidades y Chabelita por su relación con Alberto Isla.