Morate confesó en Rumanía que mató a Marina, según una testigo

El principal acusado por las muertes de Marina Okarinska y Laura del Hoyo en agosto de 2015, Sergio Morate, confesó a unos amigos a su llegada a Rumanía, donde presuntamente huyó tras cometer los asesinatos, que había acabado con la vida de Marina.

Así lo ha asegurado en su declaración en el juicio que se celebra desde este lunes Sofía H., la mujer de Istvan –compañero de Morate en su anterior paso por prisión y quien fue a su encuentro en su huida–, que sí que ha comparecido finalmente por videoconferencia desde Rumanía después de ausentarse este martes.

Ha confirmado que tanto su marido, Istvan, como el hermano de éste, Gabriel, fueron a recoger a Morate a la frontera entre Hungría y Austria. “Fueron a por él porque no sabía venir hasta nuestro domicilio”, ha precisado.

En principio, Morate justificó su visita por su intención de asistir al bautizo del hijo de Istvan y Sofía, si bien todavía no había fecha definitiva para el evento.

Toda vez que Morate se había reunido con ellos, Sofía ha reconocido que se enteró de que Marina y Laura habían muerto vía Facebook. Además, ha corroborado que Morate confesó que había matado a Marina, sin citar a Laura y sin precisar cómo lo había hecho.

A preguntas del Ministerio Fiscal, Sofía ha afirmado que en el momento en que conoció la noticia buscó información en redes sociales y comprobó que Sergio Morate estaba siendo buscado por la policía.

“Cuando yo me enteré, mi marido se fue al trabajo. Me quedé con Sergio. Cuando volvió mi marido no tuve tiempo para decírselo, porque se fue con el de compras”, ha dicho, asegurando que le fue imposible poner el caso en conocimiento de las autoridades debido a que enseguida llegó la policía a proceder a la detención de Morate.

En este momento, la representante del Ministerio Fiscal ha pedido al presidente del tribunal que diera cabida a la declaración prestada por Sofía en agosto de 2015 poco después de la detención, ya que en ese testimonio Sofía sí que reconoció que el ahora acusado confesó los crímenes.

La abogada de la familia de Marina Okarinska ha preguntado a Sofía por la retirada de las matrículas al coche Seat Ibiza verde con el que Morate llegó a Rumanía, ante lo que ha contestado que “a veces” se quitan las matrículas de los vehículos antes de venderlos, tal y como era intención de Morate.

El abogado de la defensa de Morate, por su parte, se ha centrado en preguntar a Sofía si es cierto que las declaraciones emitidas por su marido en Rumanía las hizo por obligación y “a la fuerza” a instancias de la policía rumana y conquense.

EL HERMANO DE ISTVAN

Por otra parte, el hermano de Istvan H., Gabriel H., ha explicado que no conoció a Morate hasta que éste llegó a Rumanía en su huida. Fueron a recoger al ahora acusado cerca de la frontera entre Hungría y Austria, a donde se dirigió junto con Istvan y otras dos personas.

Según ha apuntado, desconocía el motivo por el cual Morate retiró las matrículas de su coche, el acusado tenía intención de quedarse varios meses en Rumanía y sólo fue conocedor de las muertes de Laura y Marina toda vez que se produjo la detención.

Estos dos testimonios se han producido después de que este martes no compareciera ninguno de ellos, si bien Istvan, el marido de Sofía, sigue sin aparecer.

Por ello, el Ministerio Fiscal ha sugerido introducir la grabación de Istvan cuando fue preguntado por estos hechos en Rumanía en agosto de 2015. El resto de abogados de la acusación, por su parte, también ha solicitado incluir las declaraciones del testigo en paradero desconocido realizadas en Rumanía poco después de la detención de Morate, si bien este extremo ha sido denegado.

Con la única admisión por parte del presidente del tribunal de reproducir la declaración de Istvan vertida durante la fase de instrucción, se ha puesto el CD de la grabación para conocimiento del jurado.

TESTIFICAL DE AGENTES

Por la sala de vistas han comparecido también los agentes de Policía Nacional que realizaron el primer registro en el domicilio de Sergio Morate en la calle Río Gritos, requisando un ordenador, discos duros y pen drives, un pasaporte de Morate, una cartilla bancaria a nombre de Marina y un trozo de papel donde se podía leer la previsión de que iba a asistir a un concierto en Alicante.

El abogado de la defensa ha afeado al segundo agente en comparecer que no hubiera hecho diligencias del visionado de los videos de una cámara de vigilancia examinada tras la denuncia de una testigo que había asegurado ver a las chicas el mismo día de su desaparición. “No vi nada relevante en esas grabaciones”, ha insistido el agente a preguntas del letrado.