Antonio Tajani: “Nadie en Europa podría aceptar”

El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, ha avisado de que “nadie en Europa podría aceptar” que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, proclame la independencia de Cataluña, por lo que no recibirá ayuda “en esta dirección”.

Tajani ha declarado en una entrevista en COPE recogida por Europa Press que el desafío soberanista por parte de Cataluña “no es un problema” de la Unión Europea (UE) sino de España y es por eso que, según ha recomendado, la solución tiene estar “en el interior del marco jurídico español” y dentro de la Constitución española.

Además, ha afirmado que, a su juicio, “sería bueno que el Gobierno catalán no proclame la independencia” al tiempo que ha enviado un mensaje de “concordia”: “Es la cosa más importante”, ha asegurado.

Como ha explicado Tajani, la postura de la UE respecto a la cuestión catalana es “a favor del diálogo” y se ha mostrado contundente ante la posibilidad de que los líderes soberanistas proclamen la independencia de forma unilateral.

“Nadie va a estar a favor”, ha apuntado, y ha añadido que “nadie en Europa podría aceptar” una secesión unilateral del territorio catalán. En este sentido, ha recalcado: “Van a estar solos, nadie va a ayudar al Gobierno de Cataluña en esta dirección”.

Preguntado sobre los problemas que en la actualidad afronta la Unión Europea, el dirigente europeo ha explicado que la cuestión catalana se situaría por detrás del crecimiento de los populismos y la salida del Reino Unido de la Unión Europea, proceso conocido como brexit. Para la solución del primero, ha expresado la necesidad de “resolver los problemas de los ciudadanos” desde la política, porque “así los populismos van a perder votos”.

Respecto al brexit, Tajani ha expuesto los tres principales problemas que, a su juicio, esconde: los derechos de los ciudadanos europeos que residen Gran Bretaña en estos momentos, la negociación económica y la frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda. Así, pese a que ha afirmado que espera un “acuerdo bueno”, ha aclarado: “Va a ser muy claro que ser un miembro de la UE no es lo mismo que estar fuera de la UE”.