España, condenada a indemnizar a dos subsaharianos #En60”

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha condenado a España por realizar expulsiones en caliente en las fronteras de Ceuta y Melilla.

España vulneró los artículos 4 y 13 de la de la Convención Europea de Derechos Humanos al deportar a dos ciudadanos subsaharianos que trataban de cruzar la frontera en Melilla. La sentencia afirma que ambos intentaron saltar la triple valla que les separaba de España la noche del 13 de agosto de 2014. Inmediatamente fueron arrestados por la Guardia Civil y entregados a las autoridades marroquiés contra su voluntad y sin medidas administrativas o judiciales previas. Poco después, fueron trasladados a la comisaría de Nador y, más tarde a la de Fez, situada a más de 300 kilómetros de Melilla, en compañía de otros 75 u 80 migrantes.

El Estado español deberá pagar una indemnización de 5.000 euros a cada uno de ellos por los daños morales ocasionados.