Por un nuevo modelo de partido para el PSOE-M

Nos encontramos en un momento crucial para la militancia socialista, compañeros y compañeras socialistas comprometidos con los valores de nuestros partido y que se sienten fuertemente implicados en la necesidad de contar con una organización fuerte, consolidada sobre los valores de la izquierda y con los militantes como principal fuerza, valor incuestionable y seña de identidad.

Este sábado 30 de Septiembre, los militantes del PSOE-M participaremos en la primera vuelta de las elecciones primarias de las que resultará elegido el compañero que dirigirá el futuro de nuestra organización y, sobre todo, el que tendrá la responsabilidad de prepararlo para representar a la mayoría progresista de la sociedad Madrileña.

Quiero expresar mi sincero reconocimiento a los tres candidatos que encabezan las candidaturas en estas primarias madrileñas así como a los dos compañeros que mostraron su voluntad de implicarse en este proceso pero que finalmente no consiguieron los avales necesarios. Son, todos ellos, compañeros que representan la cultura y riqueza de nuestro partido: el firme compromiso de luchar por una sociedad basada en la justicia social que ofrezca oportunidades a toda la ciudadanía independientemente de sus posibilidades y que garantice los derechos a vecinos y vecinas.

No obstante, ahora es el momento de elegir qué modelo de partido queremos, qué principios cimienten nuestra organización y qué candidato debe encabezar este nuevo proyecto. Yo he optado por apoyar con mi voto como militante al compañero José Manuel Franco porque considero que sus convicciones y compromiso serán claves fundamentales y necesarias para emprender el camino que iniciará PSOE-M hacia la consecución de un Gobierno regional progresista que haga realidad los valores socialistas.

Si bien en su faceta personal, al compartir el esfuerzo del día a día, José Manuel me ha demostrado su eficacia e importante capacidad de trabajo así como su talante y visión de partido, mi decisión se fundamenta en la coherencia y compromiso con los principios socialistas.

El programa político de José Manuel para PSOE-M –el primero que se dio a conocer a toda la militancia, de hecho – no sólo recoge las principales iniciativas para construir un futuro progresista sino que además representa como ninguna los valores del 39 Congreso que ambos defendimos.

Estos sólidos valores fueron refrendados y acordados por la inmensa mayoría de la militancia madrileña en aquel proceso. Mientras otros se ponían de lado o en contra, José Manuel trabajó firmemente por hacerlos efectivos desde el primer minuto, liderando en Madrid lo que algunos han definido como la ‘revolución de las bases’.

Algunas voces han expresado ciertas críticas ante la decisión de José Manuel de reivindicar esos valores en esta campaña regional, señalando que hacerlo es tanto como llevar al PSOE-M a una suerte de franquicia del federal. Se equivocan. Defenderlos y llevarlos a la práctica es poner la base para construir un proyecto propio para nuestra organización en Madrid.

Como punto de partida de este proyecto, José Manuel ha construido un proyecto integrador  donde todos aquellos que han aceptado trabajar por esos valores han sido bienvenidos, independientemente de la posición que tomaron en un inicio o su trayectoria en la organización. Una de las cualidades más admirables de José Manuel es que no mira atrás y eso define una relevante grandeza digna de valorar, sobre todo, para una federación tradicionalmente dividida en familias políticas. Como dice su eslogan: “Es tiempo de sumar”.

Los valores y la cohesión son los dos pilares que sustentan este proyecto transformador que tiene por objeto que el PSOE-M se revitalice para situarlo donde merece y con la clara posibilidad de alcanzar el Gobierno de los municipios como el de nuestra Comunidad para seguir transformando esta sociedad como siempre hemos hecho los socialistas.

Todas estas propuestas surgen de un documento base que José Manuel y su equipo hemos ido enriqueciendo con las aportaciones que cientos de militantes nos han trasladado y debatido tras tres meses recorrido por las diversas Casas del Pueblo con la militancia.

Entre ellas, es preciso destacar las que buscan una apertura de las estructuras a la militancia y a la sociedad  a través de su apuesta por un modelo de dirección abierta; las que mejoran la democracia interna posibilitando que un 20% del conjunto de una agrupación pueda convocar una asamblea, o profundizan en su calidad proponiendo que cualquier cargo del PSOE-M rindan cuentas de su actividad y no acumule cargos; aquellas que, por fin, se encaminan a reconocer que Madrid alberga mucho más que la capital del estado y grandes ciudades, situando a los pequeños y medianos municipios, a través de la creación del Consejo Municipal, al mismo nivel que las localidades más pobladas; o aquellas que reconocen la necesidad de reforzar la igualdad entre hombres o mujeres proponiendo que la paridad esté en todos nuestros ámbitos de partido o las que pretenden impulsar los derechos de los mayores para lo que va a crear la nueva Secretaría del Mayor.

Y todo ello, junto a un posicionamiento inequívoco de reivindicación de la izquierda para que en nuestra región nunca se repita aquel lamentable episodio a nivel federal que implicó la abstención ante un Gobierno del Partido Popular.  En la Comunidad de Madrid estamos convencidos de la necesidad de paralizar las injustas políticas de la derecha y, por ello, el PSOE-M debe liderar el cambio.

Todos estos valores, principios y propuestas conforman el mejor proyecto para hacer fuerte al  PSOE-M. Por ello el próximo sábado, votaré por José Manuel Franco. Os invito a hacer lo mismo.