Trump declara el estado de desastre en Florida

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha aprobado la declaración del estado de desastre en Florida ante el paso del huracán ‘Irma’, horas después de que el gobernador del estado, Rick Scott, le pidiera que actuara en este sentido.

La declaración permitirá la liberación de fondos estatales para entregar ayuda a los damnificados y para respaldar las tareas de reconstrucción y reparación de infraestructuras.

Trump ha afirmado e que viajará “muy pronto” a Florida, según ha informado el diario estadounidense ‘The Hill’.

El Centro Nacional de Huracanes estadounidense (NHC, por sus siglas en inglés) ha instado a la población del suroeste de la península de Florida a alejarse de la costa ante la previsión de inundaciones de entre 3 y 4,5 metros de altura provocadas por ‘Irma’.

El Servicio Meteorológico Nacional (NWS) ha reiterado la advertencia y ha recordado que la mitad de las muertes relacionadas con tormentas tropicales en los últimos 50 años se deben a las marejadas ciclónicas y las crecidas del nivel del agua que provocan.

 

El huracán pierde fuerza pero inunda Florida

 

Tras tocar tierra, el huracán ha perdido algo de fuerza y es ahora de categoría 3 en la escala Saffir-Simpson, con vientos sostenidos de 195 kilómetros por hora, pero ha inundado parte de la costa de Florida y ha dejado sin suministro eléctrico a unas dos millones de personas.

En las islas del Caribe ‘Irma’ se ha cobrado ya 28 vidas y por el momento hay un fallecido confirmado en el continente: un hombre hallado muerto en su camioneta tras estrellarse contra un árbol debido a los fuertes vientos.

En Florida han sido evacuadas 6,5 millones de personas, un tercio de la población del estado. “Es una situación de vida o muerte”, ha afirmado Scott.

‘Irma’ ha tocado tierra en Florida apenas unos días después de que el huracán ‘Harvey’ causara 60 muertos y 180.000 millones de dólares en daños materiales. Tras ‘Irma’ se espera la llegada de ‘José’, situado aún sobre las islas del Caribe.