El crecimiento de la economía global favorece en especial a América Latina

En un amplio informe difundido recientemente por la calificadora de riesgo Fitch Rating dice que cierta robustez en la marcha de la economía global ha beneficiado a las economías de América Latina, pero aún existen riesgos que amenazan el crecimiento, como los precios de las materias primas, la corrupción y la volatilidad de los mercados.

Un riesgo externo es la desaceleración en el crecimiento de China, lo cual crea incertidumbre en la región. Si el crecimiento cae más de lo esperado en el gigante asiático, puede resultar en menos flujo de capital y en consecuencia efectos negativos a las calificaciones del crédito en América Latina, explicó Fitch.

“Otros riesgos a tener en cuenta incluyen el aumento del proteccionismo comercial estadounidense, el riesgo político y la corrupción, la volatilidad del mercado y la salida de capitales” dice el informe en boca del oficial regional de crédito para las Américas, en un comunicado.

Pero el crecimiento seguirá y la región se recuperará con el PIB creciendo 1,2% este año y 2,5% en 2018 luego de dos años de reducción. En Argentina, el PIB se estima que crezca 3,2% este año. Además, la inflación está bajando por demanda más débil en muchos países, lo cual resulta en mejoras a la política fiscal, explicó Fitch.

BBVA Research, en otro informe publicado prevé que las economías de Argentina y Brasil apoyarán la recuperación de la región, pero los riesgos políticos en Brasil dificultan la estabilización. El crecimiento también será ayudado por la expansión global e inversiones en Argentina y Colombia. El PIB de Argentina se estima en alza del 2,8% este año, mientras que la región será de 0,8%.

Además de los riesgos de China, la incertidumbre viene del norte, de EE.UU., señala el BBVA. El proteccionismo sigue como riesgo aunque sea menor y las alzas de tasas de intereses pueden afectar a la economía de la región.

Seguimos anticipando una moderada depreciación de los tipos de cambio hacia delante, consistente con un relajamiento monetario en América del Sur, que contrasta con la subida de tipos por parte de la Fed,” explica el análisis de BBVA.

Las dudas económicas no están despejadas pero es verdad que los países latinoamericanos con la horrible excepción de Venezuela, pueden vivir un periodo de cierta estabilidad en los próximos tiempos con lo que conlleva de seguridad y de efecto remolque para la economía española.