Dos detenidos como responsables de un punto de telecoca en Chiclana (Cádiz)

La Guardia Civil ha desarticulado un punto de venta de droga por el método de la telecoca ubicado en una vivienda de Chiclana de la Frontera (Cádiz). Los detenidos son un padre y su hijo como presuntos responsables de la venta de drogas.

Como consecuencia de la denominada operación ‘Simba’ y, tras realizar un registro domiciliario en la vivienda utilizada, se han incautado de 13 papelinas de cocaína dispuestas para cubrir los encargos realizados y 220 gramos de cocaína en roca de gran pureza. También han hallado 1.700 gramos de hachís, 1.350 gramos de marihuana, así como dinero en efectivo y diverso material para la manipulación y corte de la droga, y una motocicleta con la que se realizaban los pedidos. Tras pasar a disposición judicial, los detenidos han sido enviados a prisión.

 

Los detenidos vendían la cocaína a través del teléfono

 

El operativo, según ha informado la Guardia Civil en un comunicado, se inició cuando agentes de Chiclana detectaron que en un chalet de la localidad podría estarse dando lugar la actividad ilegal de venta por teléfono de cocaína y que permite abastecer de estupefacientes a “determinados clientes de un perfil poco relacionado con la imagen habitual del consumidor, que prefiere no desplazarse a lugares relacionados con la venta de estupefacientes”.

Las investigaciones de los guardias civiles llevaron a identificar a R.R.G y J.R.R.O de 48 y 27 años de edad respectivamente, padre e hijo y vecinos de la localidad, como los presuntos responsables de este negocio ilegal, y se comprobó que fundamentalmente el padre se ocupaba personalmente de efectuar los repartos, desplazándose donde fuera requerido a bordo de una motocicleta, desde domicilios particulares, a bares, restaurantes o talleres.

El ahora detenido tomaba fuertes medidas de seguridad en sus desplazamientos llegando a utilizar a los compradores, tras una venta, como señuelos, para así detectar un posible seguimiento policial, todo ello sin que los compradores se percataran de que estaban siendo utilizados.