EEUU y Corea del Sur, unidos ante la amenaza norcoreana

Aviones militares de Estados Unidos y Corea del Sur han llevado a cabo este jueves unas maniobras conjuntas ante la amenaza norcoreana. Las pruebas están realizándose en la península coreana en el contexto de la escalada de tensión por las continuas pruebas nucleares y con misiles balísticos de Corea del Norte.

Estados Unidos ha desplegado dos bombarderos B-1B de la Fuerza Aérea desde su base en la isla de Guam y dos cazas F-35B del Cuerpo de Marines desde sus instalaciones en Japón. A ellos se ha sumado un escuadrón de cazas F-15K de Corea del Sur.

 

La amenaza norcoreana aumenta la tensión

 

Los aviones han realizado ensayos con fuego real sobre la provincia de Gangwon, en el este de Corea del Sur, según fuentes oficiales consultadas por la agencia de noticias Yonhap.

Estas prácticas militares son una respuesta a las pruebas norcoreanas. Esta misma semana, Pyongyang ha lanzado un nuevo proyectil hacia aguas japonesas. Además, ha amenazado con atacar el territorio estadounidense en Guam.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha descartado el diálogo y ha revelado que sopesa la opción militar para frenar la carrera armamentística del régimen de Kim Jong Un.

Corea del Norte ha efectuado en los últimos años numerosas pruebas que se han traducido en un endurecimiento del régimen de sanciones internacionales. Sin embargo, esto no ha servido para disuadir a la nación comunista.