Las Voyager cumplen 40 años llamando diariamente a Tierra

Las naves espaciales más longevas y lejanas de la Humanidad, Voyager 1 y 2, alcanzan 40 años de operación y exploración en agosto y septiembre. A pesar de su gran distancia, continúan comunicándose con la NASA diariamente, explorando la frontera final del espacio interestelar.

Su historia no solo ha afectado a generaciones de científicos e ingenieros actuales y futuros, si no también a la cultura de la Tierra, incluyendo el cine, el arte y la música.

Cada nave lleva un registro dorado de los sonidos, imágenes y mensajes de la Tierra. Dado que estas naves podrían perdurar miles y millones de años, estas cápsulas del tiempo podrían, algún día, ser las únicas huellas de la civilización humana.

Las Voyager han establecido numerosos récords en sus viajes. En 2012, la Voyager 1, lanzada el 5 de septiembre de 1977, se convirtió en la única nave espacial en entrar en el espacio interestelar. Voyager 2, lanzada el 20 de agosto de 1977, es la única nave espacial que ha volado por los cuatro planetas exteriores.

A pesar de que han dejado a los planetas muy atrás, las dos ondas aún envían observaciones sobre las condiciones en las que disminuye la influencia de nuestro sol y empieza el espacio interestelar.