Experto en Big Data, el ‘puesto de moda’

El perfil laboral más valorado durante este año es el de experto en Big Data, especialmente demandado por entidades financieras, telecos y aseguradoras que buscan un análisis cualitativo de sus datos anónimos y agregados. El objetivo de este análisis es poder estudiar mejor el riesgo y sus estrategias empresariales, señala un informe elaborado por Randstad. El portal de empleo de referencia destaca la importancia de que estos perfiles tenga una gran la capacidad de adaptación laboral, autonomía en sus funciones, posibilidad de movilidad laboral y un perfecto dominio del inglés. Además, recalca que las compañías buscan profesionales transversales y multidisciplinares, con experiencia internacional, polivalencia, visión estratégica, capacidad analítica y, grandes dotes de negociación y gestión.

En términos prácticos, los sectores que más demandan este tipo de puestos laborales son los que se dedican a la consultoría, banca, seguros y telecomunicaciones. Además, estas empresas, conscientes de la importancia de que se cubran este tipo de vacantes laborales, están retribuyendo a estos empleados con sueldos que oscilan entre los 50.000 y 60.000 euros brutos anuales, según el informe Los+buscados de 2016, elaborado por Adecco.

Muchos jóvenes, y no tan jóvenes, se están apuntando a la carrera del Big Data, ya que en la actualidad está generando muchas salidas profesionales. Los puestos más demandados dentro de esta área son el de Chief data officer y el de analista digital. El primero de ellos está especializado en diseñar estrategias basándose en toda la información, analizada previamente por los analistas digitales, para la posterior toma de decisiones. Los analistas digitales suelen pertenecer a departamentos de marketing y son personas de rango de edad más joven, ya que conocen exhaustivamente el uso de las redes sociales y las herramientas de análisis online.

Más del 40% de las compañías ya utiliza el Big Data, y un 23% de ellas prevé su irrupción durante este año y esperan una penetración del 90% para 2020. El Big Data está llegando poco a poco a nuestras vidas, gracias a su fácil aplicación en muchos sectores y áreas, ya que permite que las empresas se beneficien al poder procesar y analizar grandes cantidades de información que antes no podían porque ocupaban demasiado espacio y tiempo. Este proceso conlleva una considerable reducción de costes, sobre todo en logística.