El eclipse solar solo se verá desde Galicia y Canarias

Este lunes 21 de agosto habrá un eclipse solar, uno de los fenómenos más esperados de este verano, que se podrá observar de forma completa en Estados Unidos y durante dos minutos y cuarenta segundos, el divulgador de astronomía del Planetario de Madrid, César González. Después de esa fase de totalidad, el disco lunar comenzará a retirarse y el Sol aparecerá de nuevo brillando en todo su esplendor.

En España, nos tendremos que conformar con un eclipse parcial y la mejor zona para verlo será Galicia y en concreto, la ciudad de Vigo. El experto, César González ha señalado que, por el contrario, “cuanto más hacia el este peor” y que “va a haber ciudades que no van a ver nada como Barcelona, Valencia o Almería”. En Madrid, sólo se verá como la luna toca o tapa algo del sur del disco solar porque en un cuarto de hora el Sol se ocultará.

Un eclipse solar sucede cuando el Sol, la Luna y la Tierra, por ese orden, se encuentran perfectamente alineados. César González ha explicado que lo que sucede es que “la luna llega a tapar por completo el disco solar y es como si se hiciera de noche, se produce una luminosidad ambiente, y el efecto es bastante espectacular”.

Para no perder detalle de este fenómeno, hay que tomar una serie de precauciones. El divulgador astronómico, César González, advierte de que no se puede mirar al Sol directamente ni “con películas veladas, ni cristales de soldador” ya que los efectos del eclipse pueden llegar a quemarnos la retina y dejarnos ciegos. Por eso, para observar el eclipse a simple vista, lo mejor es usar gafas con filtros homologados, que se pueden adquirir en cualquier tienda de óptica.

 

Unos filtros especiales permiten observar el eclipse sin peligro

 

En el caso de que se utilicen instrumentos como prismáticos o telescopio, el experto ha recomendado el uso de unos “filtros especiales que se colocan delante del objetivo tanto del prismático como del telescopio” que nos permiten observar el eclipse sin ningún tipo de peligro.

Pero además, para todos aquellos que no puedan disfrutar de este fenómeno en persona, hay organizaciones que se encargan de retransmitirlo en directo a través de Internet. En España, SAROS, una asociación científico-cultural, que se ha desplazado hasta el estado de Wyoming, retransmitirá el evento en directo a través de su página web.