Movistar, líder en el cambio de hábitos de consumo en televisión

El consumo de televisión tradicional frente a la pantalla de casa se ha reducido de forma notable en estos últimos años debido, en gran medida, al crecimiento de dispositivos móviles conectados que permite disponer de los contenidos en cualquier lugar y momento.

Según las previsiones del estudio ‘Online Video Forecasts 2017’ publicado por Zenith, la visualización de vídeos online aumentará un 20% en 2017 tal y como ha publicado Kantar Media, en nuestro país el 50% de la población con acceso a internet ya ve series de televisión a través de plataformas como Movistar+.

Los servicios de televisión de pago, como el antes mencionado, han logrado además una notable aceptación entre los españoles, de hecho, al menos uno de cada 10 ciudadanos tiene contratada esta modalidad de TV con su operadora de telecomunicaciones.

Si nos referimos a las horas que los espectadores consumen en España, la media se sitúa en casi cuatro horas al día y no sólo frente a la pantalla del salón de sus casas como hemos mencionado al inicio de este post. Desde hace apenas dos años, en España ha crecido muy significativamente la oferta de contenido televisivo disponible en el portfolio de las operadoras. Telefónica, ha sido y es una de las empresas decisivas a la hora de ampliar esta oferta e influir en el pronosticado cambio de hábito de uso de la televisión gracias a la posibilidad, como tiene Movistar+, de ofrecer a los usuarios el sistema multidispositivo que lo ha convertido, entre otras cosas, en líder de la televisión de pago en nuestro país.

Si hablamos en términos de quiénes son los que más tiempo pasan frente a la llamada ‘cuarta pantalla’ la mitad de los jóvenes españoles ya no se pone frente al televisor, sino que ve el contenido en Internet o decide cuándo consume lo que quiere visualizar. Por ejemplo, en 2014 el 51% de los usuarios de Movistar+ que vieron la cuarta temporada de Juego de Tronos lo hicieron el día y en el horario establecido en la parrilla de emisión frente al 21% que lo hizo en el su servicio de televisión a la carta (Yomvi). Sin embargo, un año más tarde, el 45%, siguió la quinta entrega en Yomvi frente a un 32% que eligió acudir a la cita fijada en la parrilla.  Lo que indica un claro cambio de tendencia a la hora de consumir televisión ya que los usuarios prefieren decidir qué ver, cuándo y dónde verlo.

En una era televisiva en la que las series son “el as de la baraja”,  Las audiencias son las que deciden y no las cadenas. Por eso la producción de las series más exitosas ha modificado sus calendarios de estreno y la disponibilidad de sus temporadas de hecho, actualmente, series como ‘Juego de Tronos’ mantiene la intriga de los capítulos de estreno, aunque los internautas seriéfilos también tienen disponible la posibilidad de disfrutar de los capítulos anteriores para ponerse al día o decidir si ese título les interesa o no.

Además, esta forma de celeridad en el consumo y de estreno de nuevos contenidos ha venido provocada y a la vez ha causado también que la producción de las series esté cada vez más cerca de las producciones cinematográficas, queriéndose asemejar a películas de larga duración, es decir, con más tramas y personajes que antes, pero en pequeñas dosis de no más de 50 minutos de duración por capítulo. Este formato facilita un consumo rápido y ágil para el espectador sin reducir e incluso mejorar la calidad de los contenidos y de su ejecución.

No obstante, el consumo bajo demanda ha generado también que los usuarios teman los llamados spoilers o revelaciones anticipadas de algún detalle de la trama, sobre todo a través de las redes sociales o de la Red lo que también ha generado que cada vez sea más difícil para las grandes productoras mantener en secreto el desarrollo de sus historias.

Otro punto a favor de la televisión de pago que ha hecho que cambie la forma de verla es su precio que se ha hecho más asequible y a la vez accesible. Ya es posible tener paquetes como Movistar Fusión #0, y Movistar Fusión Series que desde 45 euros al mes proporcionan la línea fija, el móvil, internet y la plataforma de TV para que los usuarios puedan ver contenidos de estreno.