El Tribunal Constitucional da la espalda al caso de Juana Rivas

Juana Rivas, que continúa en paradero desconocido, sigue en el punto de mira judicial. Con el rechazo del recurso de amparo por parte del Tribunal Constitucional, la madre de Macarena (Granada) sigue enfrentándose a la medida cautelar que le obliga entregar a sus hijos a su expareja. Según el TC, Juana no ha agotado todas las vías judiciales por lo que el Alto Tribunal no puede resolver sobre su caso.

De esta manera, el último cartucho en el caso de Juana se ha agotado. Con la negativa del Constitucional, su situación empeora y hace más factible que el padre de sus hijos, condenado por malos tratos en el año 2009, se lleve a los pequeños a su residencia de Cerdeña (Italia). Ambas partes deberán comparecer el próximo día 8 en los Juzgados de Granada. 

 

Juana Rivas continúa sin aparecer

 

Juana Rivas se dio a la fuga el pasado 26 de julio, día en el que la ley debería haber dejado a sus dos hijos, por una orden judicial, en el punto de encuentro familiar de Granada. Los pequeños, de 11 y 3 años, se encuentran con su madre pero nadie sabe donde están. Solo sus familiares han mantenido el contacto con la vecina de Macarena. 

La expareja de Juana Rivas, Francesco Arcuri, solicitó incluso la prisión provisional para la madre de sus hijos. Petición que ha sido rechazada por el Juzgado de Granada, ya que suponía abrir una nueva investigación en el caso.

En mitad de toda la polémica, Arcuri ha declarado que está dispuesto a negociar la custodia compartida en Italia, ofrecerle una casa para que viva con los niños y pasar una pensión. Esta oferta ha sido rechazada por el entorno de Juana, según ha informado su abogado, Adolfo Alonso. Una oferta que los representantes de Rivas niegan haber recibido.

La huida de Juana ha sido respaldada por los vecinos de Macarena, quienes se han manifestado pidiendo justicia. Además, el caso se ha hecho hueco en las redes sociales, creándose el hashtag “Juana está en mi casa” con motivo del paradero desconocido de la granaína. 

 

Arcuri niega ser un maltratador

 

La expareja de Juana niega haberla maltratado, a pesar de haber cumplido condena por violencia de género. Según Arcuri, “aceptó” los cargos de malos tratos para poder seguir viendo al único hijo que tenían entonces en común. “Hoy me arrepiento muchísimo de haber aceptado esa condena. Quise quitarle tensión a la situación para poder ver a mi hijo. Tras dos meses estábamos otra vez viviendo juntos y, tiempo después, se vino a Italia y tuvimos otro hijo”, ha declarado. Además, Arcuri mantiene en su discurso que las autoridades judiciales le dan la razón

La pareja retomó la relación en el año 2013, poco después nacería su segundo hijo. Juana se trasladó a Italia y no fue hasta el verano de 2016 cuando decidió regresar a España junto con sus hijos, denunciando de nuevo por malos tratos a Arcuni. Dicha denuncia aún no ha sido remitida a las autoridades judiciales italianas. 

De momento, Juana Rivas se encuentra entre las cuerdas judiciales con la posibilidad de ser incluso arrestada si no se presenta el próximo día 8 en los juzgados. Además, la granaína también tendrá que hacer frente a varios delitos por desobediencia y otros cargos.