El cambio climático: objetivo prioritario para las Naciones Unidas

En la actualidad, el cambio climático es uno de los retos más importantes a los que se enfrenta la humanidad. Este cambio no solamente afecta a la calidad de vida de las personas, sino al planeta en su conjunto. Tanto es así, que ha sido identificado en 2016 por el World Economic Forum como uno de los mayores factores de riesgo mundial. Además, Naciones Unidas lo ha marcado como uno de sus principales Objetivos de Desarrollo Sostenible. Por este motivo, se hace urgente avanzar en la descarbonización, es decir, la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y en el desacoplamiento entre el crecimiento económico y emisiones de gases de efecto invernadero.

Telefónica, consciente de los problemas originados por el cambio climático, trabaja en disminuir el nivel de descarbonización requerido para reducir el calentamiento global por debajo de 2°C. Así mismo, la compañía pretende disminuir en un 50% su consumo de energía antes de 2020 y desligar su crecimiento de las emisiones de gases de efecto invernadero, reduciéndolas un 30% en términos absolutos y un 50% para 2030.

La estrategia de adaptación al Cambio Climático de la teleco pretende “hacer más con menos”, es decir, promover la eficiencia energética de modo que el consumo de energía se limite; lo que se conoce como “desacoplar el crecimiento de las emisiones de CO2”. Otro de los objetivos de la empresa en materia de sostenibilidad es el de llegar a usar el 100% de la energía de fuentes renovables y promover las soluciones de Internet of Things (IoT) y Big Data que ayuden a otros sectores, a las ciudades y al mundo en general a ser más eficientes energéticamente y a cuidar más el planeta.

Los servicios de IoT de Telefónica para mejorar la movilidad y la eficiencia energética de sus clientes han supuesto más de 50 millones de euros de ingresos en 2016, y lograron reducir casi 230.000 toneladas de CO2.

Así mismo, otra línea de trabajo de la compañía es la que ayuda a la concienciación y preparación ante posibles desastres climáticos como el ocurrido recientemente en Perú a través de la alerta temprana o mediante el contacto con los servicios de emergencia.

En cuanto a sus logros en materia de sostenibilidad, Telefónica ha sido reconocida recientemente, y por tercer año consecutivo, con la máxima clasificación “A” en el CDP Climate Change 2016, con lo que renueva su presencia en el “Climate A List”. Esta lista, integrada por aquellas empresas que cumplen los criterios máximos de puntuación definidos por Carbon Disclosure Project, mide el nivel de desempeño de éstas en cuanto a su estrategia, objetivos y acciones relativas a la mitigación de los riesgos del cambio climático.  Además, la operadora forma parte del RE100, iniciativa global y colaborativa de empresas influyentes comprometidas con el 100% de electricidad renovable.