El paro baja por primera vez de los cuatro millones desde 2009

Las cifras son incipientes pero contundentes y estables en el tiempo, España está generando empleo constantemente desde hace dos años. El empleo creado permite asegurar una cifra de afiliados a la Seguridad Social de cerca de 19.000.000 de cotizantes, lo que tranquiliza mucho al futuro inmediato de las pensiones.

Pero no todo es lo que parece, el empleo, que se está creando es muy estacional y focalizado en el turismo, que vuelve a ser la principal fuente de generación de riqueza de nuestro país. Ninguna actividad ni de lejos llega a movilizar tantos recursos ni a generar tanto empleo, pero precario y con bajos salarios. Otro dato que preocupa es que ocho de cada diez empleos creados son temporales y encima, muy temporales y cortos en el tiempo. La tasa de temporalidad supera el 20% del total y, claro está, el empleo tiene fecha de caducidad.

El dato que debería desasosegar a los políticos de la oposición es que el paro del 17% y casi cuatro millones de personas en buena parte, se ha cronificado y existen bolsas de desempleo estructural altísimas y que la mayoría aplastante de los parados, el 60%, son de larga duración y los datos de mayores de 45 años son desoladores. Sin duda habría que intensificar las políticas destinadas a ese colectivo tan machacado por la crisis.

La tasa de paro de los jóvenes es del 40%, también brutal pero mejor es eso que el 50% que alcanzamos, pero los salarios son bajísimos apenas les da para independizarse y solo con la emigración y la fuga de talentos solventan la grieta salarial. Si eres economista o arquitecto con la carrera acabada te vas de camarero a Málaga por 500€ al mes mientras que si consigues el mismo puesto en Berlín ganas 1500€ y consigues reforzar las posibilidades de encontrar un puesto de trabajo de arquitecto o economista ganando 5.000€…..ese ejemplo es muy real y está contado de manera similar por hijos de amigos que lo han hecho.

En resumen cabe estar contentos por el repunte del empleo que con salarios bajos o bajísimos, con enorme afluencia de turistas (España es el país número uno es atraer gentes de todo el mundo), y, lo mejor, con el subidón del sector exportador que permite realizar más contratos al hacer nuestros productos más competitivos en el mundo. Ahora bien con 4.000.000 de parados que es el 17% de la población activa, nunca se pueden echar las campanas al vuelo…..queda mucho y en la sociedad no existe sensación de “alegría” económica. Los políticos deberían empujar en la dirección de favorecer a los sectores más vulnerables pero…….irán a lo suyo.