Retirada de los detectores de metal de la Explanada de las Mezquitas en Israel

Las autoridades israelíes han retirado los detectores de metales situados a la entrada de la Explanada de las Mezquitas, en Jerusalén. Esta medida de seguridad se instaló tras el ataque llevado a cabo por tres árabes-israelíes contra varios agentes de Policía. El atentado tuvo lugar a la Puerta de los Leones.

El Gobierno de Israel ha tomado la decisión de retirar esta medida de seguridad tras un intenso debate. Según ha informado el diario local ‘Jerusalem Post’, los detectores de metal serán sustituidos por otros controles de seguridad inteligentes

 

El ataque en la Explanada de las Mezquitas

 

El acceso a la Explanada se cerró el 14 de julio tras el ataque de tres agresores contra la Policía. El atentado tuvo como consecuencia la muerte de dos agentes y de los atacantes. El paso se había abierto en algunos casos al tratarse del tercer lugar sagrado de los musulmanes. Sin embargo, la entrada estaba prohibida para los menores de 50 años, mientras que los más mayores debían pasar por los detectores de metal antes de acceder a la Explanada. 

La decisión de Israel de retirar estos detectores coincide con la vuelta del personal de su Embajada en Amán tras un ataque que se saldó con dos jordanos muertos, entre ellos el supuesto agresor. El agente de seguridad que sufrió el ataque y mató a las dos personas también ha regresado a Israel.

Por el momento se desconocen los motivos del incidente, pero podría estar relacionado con la espiral de protestas y violencia desatada tras la decisión israelí de restringir el acceso a la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén.

La Explanada de las Mezquitas o Monte del Templo, para los judíos, descansa en uno de sus laterales sobre el Muro de las Lamentaciones, último vestigio del Templo de Salomón, por lo que los musulmanes temen las intenciones de radicales judíos que pretenden destruir la Mezquita de Al Aqsa para construir un Tercer Templo judío de Jerusalén.