La adolescente alemana que se unió al Daesh busca una salida

Hace un año Linda Wenzel, una joven alemana de 16 años, se fue de casa para pasar el fin de semana con un amigo pero no regresó. La adolescente viajó a Mosul para integrarse al Daesh, un año más tarde de su decisión, dice estar arrepentida.

Según han informado medios alemanes, la joven ha declarado que sólo quiere volver a casa con su familia. “Solo quiero salir. Quiero abandonar la guerra, estar lejos de todas estas armas y del ruido”, ha explicado a uno de los periodistas en un complejo militar cerca de Bagdad. La adolescente viajó hasta Mosul el verano pasado, poco después de convertirse al islam. Todo indica a que la joven había mantenido conversaciones con integrantes del  Daesh a través de Internet.

La joven sufrió un ataque y tiene una herida de bala en el muslo izquierdo. La Fiscalía alemana le ha abierto una investigación por pertenecer a un grupo terrorista y colaborar con este.

Tras la liberación de Mosul, son varios los ciudadanos germanos que han sido arrestados por luchar en la yihad. Personal de la Embajada Alemana en Bagdad, se ha trasladado hasta la cárcel donde se encuentra Linda y otra ciudadana alemana pero sin ningún acuerdo de extradición.