La construcción de la Nao Santa María

La construcción de la Nao Santa María, es una réplica de la célebre embarcación capitana en la expedición con la que Cristóbal Colón arribó a América. Con ella se conmemora la celebración durante 2017 del 525 Aniversario del Encuentro entre Dos Mundos.

Este gran proyecto, que cuenta con el apoyo de la Diputación de Huelva y la Fundación Cajasol, comenzó el pasado mes de febrero en los astilleros de Punta Umbría, tras el estudio para definir el proyecto histórico y las especificaciones técnicas preliminares.

Durante estos cinco meses de trabajo se han ido cumpliendo las fases constructivas proyectadas: construcción del molde del casco, laminado del casco y sus refuerzos, y comienzo de los trabajos de carpintería, han detallado desde la Diputación.

En el proceso para su construcción interviene un equipo multidisciplinar de más de cien profesionales y artesanos: desde ingenieros e historiadores a carpinteros de ribera, rederos, cordeleros, etc.

Siguiendo el método constructivo implantado, se ha realizado y finalizado el molde del casco construido en madera por secciones cortadas por control numérico. Durante ocho semanas, se ha construido la piel del casco a base de capas de fibra de vidrio aplicadas sobre el molde.

Una vez finalizado el revestimiento exterior del casco, se sigue trabajando en los elementos estructurales del barco: ya se han instalado los refuerzos longitudinales y actualmente se están colocando los mamparos de la sala de máquinas y de proa. Se están disponiendo a lo largo de la quilla de 10.000 kilogramos de lastre en barras de hierro corrugado -de los 70.000 kilos del total que se calcula que hará falta- y se está iniciando la construcción de las primeros tramos de cubierta.

En los trabajos de carpintería intervienen un total de 8 hombres dirigidos por un maestro de carpintería de ribera, definen, moldean y construyen todos los elementos de madera del barco. A día de hoy se han empleado unos 65 metros cuadrados de madera de iroko en estos trabajos, y ya se han realizado piezas como el timón, el cabestrante, el bitón de pro o la mesa de cabilleros del mayor, y se están preparando las maderas para cortar las tablas de las cubiertas.

En agosto comenzarán los trabajos de jarcias, cabullería y velas.

 

Nao Santa María

 

La embarcación final pesará unas 200 toneladas y contará con una eslora máxima total de 28,30 metros y 7,96 metros de manga. Como la original, la réplica de la Santa María incorporará tres mástiles y un bauprés, siendo la altura del mástil mayor de casi 25 metros desde la línea de flotación. En la construcción se emplearán cerca de 90m3 de madera de iroko, 250 metros cuadrados de velas y unos tres kilómetros de cabos entre su jarcia firme y de labor.