Historia y curiosidades en los más de 300 años de la Bolsa de Londres

La Bolsa de Londres hace unas pocas semanas nos dejó un hecho histórico, el FTSE 100 británico, que engloba a los 100 principales valores del país, superó por primera vez en la historia los 7.500 puntos. Una de las bolsas más antiguas del mundo ha logrado sobrepasar este nivel tan alto de capitalización. Pero…  ¿cómo lo ha hecho? Para dar respuesta a esta pregunta, viajaremos en el tiempo para conocer cómo nació y ha evolucionado hasta nuestro días.

Su origen data de 1570, con la inauguración de la Royal Exchange, que era la antigua bolsa y actuaba como centro de comercio de Londres. No obstante, durante el siglo XVII,  a los corredores de bolsa no les dejaban entran en este local. Ante tal hecho, los corredores de bolsa empezaron a operar en otros lugares, concretamente en la Jonathan´s Coffee-House.

A partir de aquí, se empezó aparecieron las primeras negociaciones organizadas en la ciudad de Londres, particularmente en el año 1689. Es en ese tiempo cuando el corredor John Castaing hizo pública una lista de precios de acciones y materias primas que fue compartiendo en los cafés de la capital británica.

Aunque, no fue hasta 1761 cuando un grupo de 150 corredores de bolsa formaron un club de compra y venta de acciones. Esta vez en un nuevo establecimiento, que posteriormente recibiría el nombre de Bolsa de Valores. Fue en 1801, cuando se constituyó formalmente la Bolsa de Londres tal y como hoy la conocemos.

Un año más tarde, en 1802, la Bolsa de Londres cambió su sede al edifcio Capel Court.  Desde 2004, la institución se encuentra en la zona de Paternoster Square, muy cerca a la conocida Catedral de San Pablo.

Una de las curiosidades más relevantes de la Bolsa de Londres es que hasta hace muy poco tiempo se trató de un lugar exclusivo para hombres.  Tuvieron que pasar muchos años hasta que a las mujeres les dejaron entrar en la organización, exactamente en el año 1973.