Los republicanos intentarán derogar el “Obamacare” y reemplazarlo

Los republicanos intentaran revocar el conocido “Obamacare”, la reforma sanitaria impulsada por Barack Obama, y después buscarán reemplazarlo para sacar adelante su nuevo proyecto sanitario.

Así lo ha anunciado el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, el lunes por la noche, después de que dos senadores republicanos expresaran su intención de no respaldar la propuesta republicana para sustituir el controvertido ‘Obamacare’.

Primero derogar, luego reemplazar

Con ello, los republicanos tratarán de repetir la votación que en 2015 optó por derogar la reforma sanitaria por 52 votos a 47, dándose un margen de dos años para poner en marcha un sistema sustitutorio antes de las elecciones de 2018.

Para poder revocar el ‘Obamacare’, McConnell tendrá que lograr el respaldo de al menos 50 senadores y luego podría necesitar 60 votos, lo que incluiría el respaldo de algunos demócratas, para sacar adelante la nueva reforma sanitaria. Por ahora no hay fecha para la votación, pero el Senado suspenderá sus sesiones el 11 de agosto para su receso estival hasta septiembre.

Bajo las directrices de Donald Trump

Con su anuncio, McConnell parece seguir las directrices del presidente, Donald Trump. “Los republicanos deben derogar el fracasado ‘Obamacare’ y trabajar por un nuevo plan sanitario que arranque desde cero. ¡Los demócratas se unirán!”, ha señalado, en un mensaje publicado en su cuenta en la red social Twitter.

Por su parte, el líder de los demócratas en el Senado, Chuck Schumer, ha pedido a los republicanos que inicien nuevamente el procedimiento, contando en esta ocasión con el Partido Demócrata.

El plan presentado en el Senado mantenía gran parte de la estructura del que ya ha aprobado la Cámara de Representantes, pero introduce algunos matices clave al retrasar de 2021 a 2024 la eliminación de la expansión del programa social Medicaid a pobres y discapacitados y contemplar, a partir del año siguiente, mayores recortes a los proyectados inicialmente.

El nuevo texto también proponía eliminar el impuesto que el Obamacare introdujo sobre las rentas altas de forma retroactiva, de tal forma que se aplicaría desde principios de 2017, y la retirada de fondos para Planned Parenthood, si bien las restricciones relativas al aborto son más laxas que en la versión de la Cámara Baja.