Premio al emprendimiento, un deporte de alto riesgo

La Asociación de Empresarias y Profesionales de Cadiz (AMPEP) en colaboración con la Fundación Cajasol organiza acciones formativas y talleres que culminarán con la obtención de un premio a la mejor iniciativa emprendedora, trayectoria empresarial y a la consolidación empresarial.

Se trata de uno de los objetivos y fundamentos bases de actuación, potenciados en los últimos años debido a la situación económica y social que atraviesa el país en general. El objetivo, poner en alza una práctica y un nuevo modelo de sostenimiento, el emprendimiento, que en este momento de desconcierto actual, no sólo es un valor asociado al esfuerzo, la capacidad de iniciativa y de auto superación, sino que además es una necesidad para salir de este momento de crisis.

 

Un premio para descubrir nuevos emprendedores

 

Existe una necesidad estratégica de implantar estas políticas de apoyo al emprendimiento con objeto de propiciar la aparición de más y mejores emprendedores, de fomentar la creación de más ideas empresariales y de poner en marcha este tipo de ‘ayudas’ que respalden a los empresarios andaluces con iniciativas y les ofrezca la posibilidad de salir adelante

Premio a las nuevas ideas

El impulso al emprendimiento es uno de los factores ‘clave’ para el desarrollo económico de Andalucía, comunidad que necesita que se creen y, sobre todo, que se consoliden más empresas, formando un tejido empresarial sólido, que cuente con empresas más innovadoras, más creativas y más competitivas. Andalucía es una de las comunidades autónomas con más tasa de paro, por ello, este tipo de iniciativas son una buena forma de apostar por la innovación y el empleo. 

La cultura emprendedora tiene que estar muy presente con valores como la superación personal y la auto confianza. Uno de los factores psicológicos por los que la gente tiene más reparo a emprender, es el miedo. Un emprendedor debe convivir con la incertidumbre del futuro.