El PIB turístico aumenta hasta un 4,1%, seis décimas más de lo previsto

La actividad turística crecerá hasta un 4,1% durante 2017, según la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur). Concretamente el PIB turístico sube en un 0,6% con respecto a lo previsto en abril. Este aumento se debe en gran parte al mantenimiento de la llegada de turistas extranjeros y al mantenimiento de la demanda interna.

Según el ‘lobby’ turístico, que representa a una treintena de las principales compañías turísticas españolas, los mayores retos del segundo trimestre del año serán el control de un modelo basado en una mayor afluencia turística, propiciado en parte por un crecimiento “descontrolado” de las viviendas de alquiler turístico.

 

España principal atracción turística

 

En rueda de prensa, el vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda, ha dicho que España es uno de los países europeos más demandados por los turistas. Zoreda ha achacado este aumento al “favorable escenario” macroeconómico y a la situación que viven otros países competidores, principalmente Turquía, que continúan afectados por los problemas de seguridad acontecidos en dichos territorios y cuya recuperación “está siendo lenta” y solamente reforzada por los mercados cercanos.

 

El turismo, uno de los motores de la economía española

 

Esta situación favorable para la economía, según el vicepresidente ejecutivo de Exceltur ha creado  95.800 puestos de trabajo adicionales vinculados al sector turístico, con cifras a cierre del mes de junio.

El alquiler de viviendas turísticas ha crecido un 37,2%, frente a la demanda hotelera que aumentó en un 7,4%, siendo este crecimiento de este tipo de alojamientos el principal motivo de los problemas de congestión en las regiones turísticas de España y el descontento social contra el turismo, según Exceltur.

El principal mercado extranjero sigue siendo el Reino Unido, por lo que el efecto de la salida de la Unión Europea de Gran Bretaña sigue sin tener efectos negativos para el turismo de España. La llegada de turistas británicos ha crecido un 14%, aumentando su gasto en un 19%, en parte por la inestabilidad de otros países de Europa y la consolidación de España como destino para los turistas de Gran Bretaña.