Dónde poner las sombrillas, un problema en Cullera

Las playas de Cullera reviven un verano más la polémica que gira desde hace algunos años en torno a las sombrillas y tumbonas. Desde el Ayuntamiento de Cullera (Valencia) se ha publicado un bando según el cual se prohíbe plantar sombrillas a menos de seis metros del mar así como en las zonas reservadas para el servicio de alquiler de hamacas situado en primera línea de playa.

Esta prohibición no ha sido bien recibida entre los vecinos y turistas de la localidad valenciana quienes consideran que se trata de una medida “abusiva” que lo único que consigue es “perjudicar a los vecinos”. La nueva normativa, que ya se puso en marcha el año pasado, afecta a las playas de San Antonio, el Roco y los Olivos de Cullera.

Los vecinos de Cullera han manifestado su disconformidad con el Ayuntamiento: “Si no tuviera apartamento no vendría” o “ya pagamos suficientes impuestos“, son algunas de las quejas más repetidas por los vecinos.

La medida se suma a la restricción de plantar la sombrilla en la arena a primera hora de la mañana para reservar el hueco en primera línea de playa. Las multas por el incumplimiento de estas normas oscila entre los 750 y los 3.000 euros.

Desde el consistorio municipal han asegurado que la decisión “se dicta para garantizar el uso responsable de las playas y la adecuada prestación de los servicios municipales”. Además, reafirman la idea de que “los servicios de playa implantados son necesarios para ofrecer una playa con un nivel de calidad turística”.