La historia del bebé Charlie Gard #En60″

Charlie Gard es un bebé de 11 meses conectado a una máquina que le mantiene con vida. Padece una enfermedad rara, no puede oír, ni respirar, ni ingerir alimentos por sí solo. Se encuentra prácticamente en estado vegetativo y tan solo hay 16 afectados en el mundo.

Los médicos y los jueces creen que hay que desconectarlo de la máquina para darle una muerte digna. Pero la aparición de un tratamiento experimental podría funcionar y salvarle la vida. Siete médicos de Reino Unido, España, Italia y Estados Unidos enviaron una carta al hospital inglés donde se encuentra ingresado. En ella informaban del tratamiento que se está aplicando a 19 pacientes con síntomas parecidos,13 de ellos en España.

El bebé iba a ser desconectado la semana pasada, pero cuando el hospital en el que está ingresado recibió la carta, lanzó un comunicado en el que le pedía una nueva audiencia al Tribunal Supremo.

Ahora, los padres de Charlie tienen 48 horas para demostrar al Tribunal Supremo la efectividad de este tratamiento. Han conseguido millón y medio de euros y han presentado una petición al hospital con 350.000 firmas para poder llevarse a su hijo a EEUU y someterle al tratamiento.