Detenidas 24 personas en Aragón y Navarra por la elaboración de speed

La Policía Nacional ha detenido a 24 personas en Navarra y Aragón por la elaboración de speed. Según ha informado la policía, 104 kilos de esta droga han sido intervenidos y se ha desmantelado un laboratorio dónde se procesaba la sustancia. El piso que se utilizaba como laboratorio se encontraba en Zaragoza.

La droga la introducían desde los Países Bajos, lugar dónde contaban con importantes contactos dedicados a la fabricación de drogas sintéticas. El laboratorio que ha desmantelado el cuerpo de policía se encargaba de procesar y adulterar la sustancia para aumentar los beneficios de la banda. Una vez elaborada, era distribuida entre grupos de traficantes de Navarra y Zaragoza. 

Según ha informado la Jefatura Superior de Aragón en una nota de prensa, la red también se encargaba de la importación y adulteración de la sustancia. De esta manera, la Policía Nacional ha conseguido desarticular otros cuatro grupos satélites que se dedicaban al tráfico de drogas en menor escala.

 

Venta de speed y marihuana

 

Además de la elaboración de speed, los integrantes de esta red se dedicaban también al cultivo de marihuana. Este estupefaciente servía para financiar la compra de speed en Holanda a través de un miembro del grupo afincado en Zaragoza.

La marihuana servía de intercambio entre ambos proveedores. Dicha sustancia era exportada hasta los Países Bajos en vehículos modificados. Las investigaciones han avanzado en Navarra, donde la Policía ha detenido a otras tres personas que, además de adulterar y distribuir speed, extorsionaban a pequeños traficantes por deudas relacionadas con las actividades de narcotráfico.

 

Al parecer, los detenidos estaban dirigidos por un hombre que se encuentra en prisión por delitos contra la salud pública.

 

Dinero falso

 

Además, a los arrestados también se les acusa de blanqueo de capitales, falsificación de la moneda y extorsión. Diecinueve registros se han realizado en los que se han intervenido distintas sustancias estupefacientes, coches, dinero falso y dinero en efectivo e incluso armas de fuego y eléctricas.

La operación se inició en agosto de 2016 cuando la Policía ha tenido conocimiento de que dos personas de la localidad navarra de Carcastillo distribuían sustancias estupefacientes en varios municipios de la Ribera de Navarra con un nivel de actividad superior al simple menudeo.

Los agentes han comprobado que tomaban grandes medidas de seguridad para no ser detectados y que uno de ellos contaba además con un pequeño laboratorio de corte de drogas de síntesis en el interior de su vivienda. Finalmente ambos han sido arrestados cuando acababan de recibir un cargamento de tres kilogramos de speed que se disponían a adulterar para su distribución.

Posteriormente los investigadores han asestado un nuevo golpe a la infraestructura de narcotraficantes tras la detención de tres jóvenes que operaban en las localidades de Beire y Olite.