Seis detenidos integrantes de DAESH, cuatro de ellos en España

Los cuerpos policiales españoles, alemanes y británicos han llevado a cabo una operación conjunta esta madrugada en la detección de seis integrantes de DAESH.  Cuatro de ellos han sido detenidos en Mallorca, concretamente dos en Inca, uno en Binissalem y otro en Ariany. Las otras dos personas restantes han sido detenidas en Reino Unido y Alemania, donde todavía siguen algunos registros vinculados con esta operación.

Cuatro detenidos de DAESH en Mallorca

Según informan desde el Ministerio del Interior, esta célula se encargaba de difundir material audiovisual muy radical. Además, tenían ramificaciones internacionales y organizaban reuniones semanales para convencer a jóvenes de su ideario y que fuesen a zonas de conflicto.

La investigación comenzó en 2015

Las autoridades se alertaron en 2015 cuando vieron en una página web material y difusión de vídeos, donde se veía a un joven en el proceso de adoctrinamiento para alistarse en las filas de DAESH en Siria. En los vídeos aparecía un hombre, que fue identificado por la policía como imán salafista. Su discurso público esta alineado y mantenía un fiel compromiso con las directrices del islamismo más radical, según informan desde Interior.

El detenido en Alemania esta vinculado con esta célula y tiene a este imán salafista como referente, quien llegó a justificar los actos terroristas llevados a cabo por actores solitarios en Europa.

220 detenidos pertenecientes al DAESH, desde 2015

Desde que se elevó  a 4 el nivel de alerta antiterrorista en España en junio de 2015, las autoridades españolas ya han detenido a 178 yihadistas, y 220 desde el comienzo de ese mismo año.

Una vez más la lucha contra el terrorismo se ha traslado a Internet. El ciberterrorismo juega un papel muy importante a la hora de anticiparse a los hechos. A través de la iniciativa `STOP RADICALISMOS`, las autoridades hacen un llamamiento ciudadanos, para que en caso de que alguien sospeche de algún contenido radical en la red, se ponga en contacto con la policía de forma anónima.