Viajar en septiembre permite ahorrar hasta un 62% respecto a agosto

Para muchos el mejor mes de vacaciones no es ni julio ni agosto, sino septiembre. La razón es lógica. Hace buen tiempo, se evita la masificación de los meses más tradicionales y además, los precios de los alojamientos bajan de forma notable.

Así lo demuestra un estudio llevado a cabo por Holidu, el comparador líder de alquileres vacacionales, entre 110 destinos españoles y que destaca que viajar entre el 16 y el 23 de septiembre sale hasta un 62,61% comparado con la semana del 12 al 19 de agosto.

Es el caso de Castellón, donde el coste del alojamiento en agosto sale de media por 115 euros y baja hasta los 43 euros en septiembre. También destaca Es Pujols, en las Islas Baleares, donde hay una diferencia importante: de 287 euros a 114, una diferencia del 60, 28%. En Magrat del Mar, en la Costa del Maresme, esa diferencia es del 61,35%, con precios que oscilan entre los 153 y los 59 euros. Pineda del Mar, también en El Maresme, va de los 133 euros a los 51 (una diferencia del 61%).

espan%cc%83a costas

Los destinos más populares para los españoles para el verano de 2017 siguen siendo las costas nacionales. Por eso el comparador de precios Holidu se ha centrado en España para localizar que zonas y destinos presentan los precios más económicos. Ya se piense en el levante, Andalucía o el norte de España merece la pena echar una ojeada a las diferencias de precios ya que los precios pueden variar desde 97 a 319 euros, ¡por noche!

Para realizar el estudio Holidu ha recogido de su base de datos los precios de millones de alquileres vacacionales de los países, regiones y destinos de vacaciones más populares. El estudio refleja el precio medio por noche de los alquileres vacacionales para entre 4 y 8 personas durante una semana representativa tanto para la temporada alta como para la temporada baja.

Los precios en las costas españolas: desde 97 euros a 319 euros por noche. Aunque pueda sorprender, la costa vasca es la más cara de España con un precio de 319 euros. Normal que muchos vascos hagan el corto trayecto a Castro Urdiales o Laredo para sus vacaciones estivales ya que la costa cántabra con una media de 120 euros es de las más baratas del estudio. Aunque no la más barata, ya que ese honor le corresponde a la Costa de Murcia que con un precio de 97 euros por noche es 10 euros más barata que las islas Canarias y 17 que la costa tropical. La costa murciana es la única que se sitúa por debajo de los 100 euros por noche. Si se mira el mapa, las zonas más caras de la costa española se encuentran repartidas entre la Costa Vasca, baleares, la costa catalana y la costa oeste de Andalucía mientras que la zona sureste de España y Canarias se presentan como las más baratas. Mientras que en las primeras el precio medio se encuentra por encima de 150€, las más baratas están por debajo de 120€.

Los destinos más populares presentan precios altos y… diferencias extremas. La popularidad de los destinos más conocidos de la costa española se ve reflejada en su precio medio. Con 170 euros por noche, los precios de los destinos más conocidos tienen un precio un 16% por encima del conjunto de la costa española. Muy destacada a la cabeza de la zona alta de precios encontramos a San Sebastián con un precio medio de 332€. También aparecen clásicos del veraneo de gama alta como Ibiza o Formentera con precios de 314 y 295 euros. Aunque prohibitivos para casi todos los bolsillos durante el verano, no se debe perder la esperanza, ya que en temporada baja ofrecen descuentos que rozan el 50%. Los altos precios no son el único motivo por el cual se deba elegir con cuidado. Las diferencias de precio entre destinos son también muy importantes. En temporada alta la diferencia de precio entre San Sebastián y Tenerife con 90 euros es de 242 euros por noche, la mayor de todo el estudio. ¡Sería posible pagar el trayecto de avión con lo que se ahorra en una noche! Otro claro ejemplo de la importancia de elegir bien son Marbella y Nerja. Aunque distanciadas tan solo por algo más de 100 kilómetros, una noche en Nerja cuesta poco más de la mitad.