“La necesidad de masturbarse no pasa de moda”

Si echamos la vista atrás, y hacemos memoria, alguno recordará perfectamente la primera vez que tuvo su primer orgasmo a solas, ese dulce placer que desconocíamos y al que nuestra querida mano, almohada o juguete nos llevó fervientemente dejándonos asombrados, exhaustos, acelerados y la verdad sea dicha, maravillados. Tanto, que fue el primer día de muchos más buscando ese placer.

No habíamos hablado aún sobre el sexo a solas, ni el masturbar a la pareja, pero vamos a ello, ya que tanto una cosa como la otra son necesarios para conocernos a nosotros mismos y saber disfrutar de nuestra sexualidad y la de nuestro “compi de cama”.

Ojo, es cierto que a veces la masturbación se convierte en una adicción. Hay alguno que se reiría, pero es verdad, y se necesita de ayuda profesional, ya que puede entorpecer la vida cotidiana de la persona. Uno se masturba y debe sentirse bien y contento, no pensar que lo que hace es sucio y mucho menos hacerse daño físico, ya que, como todos en exceso, es malo, y nos puede irritar o provocar heridas.

Por supuesto, la necesidad de masturbarse se debe controlar, es decir, estaríamos fuera de control si quisiéramos hacerlo allá donde nos apeteciera, o incluso tener que meternos a algún baño de algún centro comercial porque no podemos más. Son ejemplos de personas que han tenido adicción y realmente es muy incómodo no poder controlar esas ganas, pero hablemos de la masturbación sana, sin adicción.

Quien conoce su cuerpo, sabe sus mayores puntos de placer, y sabe guiar la mano, boca, juguete, o parte del cuerpo, de su pareja a esos puntos. Es muy importante conocerse a sí mismo y saber disfrutar de la sexualidad de uno mismo. Podemos hablar tanto de beneficio físico como psicológico.

Al masturbarnos liberamos endorfinas, lo que nos ayudará a dormir mejor. En el caso de las mujeres es bueno hasta cuando están con las menstruación ya que calma esos incomodos dolores. E incluso, chicas, quien se sabe tocar a solas, sabe encontrar el orgasmo en pareja.

Una curiosidad que me ha llevado a escribir este artículo, fue leyendo sobre la técnica de masturbación “Spiderman”, si si leéis bien, técnica de masturbación “Spiderman”. Es una técnica para encontrar el “punto g” de la mujer, que consiste en poner la mano como si spiderman apretara para sacar las telarañas, y mover los dedos como diciendo “ven”. La verdad que os aconsejaría no ser brutos con esta práctica, a la mujer le gusta más que la acaricien por fuera ya que el mayor punto de placer es el clítoris. Para esta técnica, la mujer debería tener unos niveles de excitación altísimos, ya que sino la incomodidad e incluso dolor se va a apoderar del momento, y no es lo que queremos.

Aprovechando el momento, chicas, cuidado con los vibradores, que crean mucha adicción, y luego los necesitaremos para el sexo con la pareja, ya que nos hemos acostumbrado a ellos. Que esta genial introducir juguetes, pero para enriquecer, no para hacernos dependientes de ellos.

Así que ala, a ¡¡disfrutarse!!

Category: Blogs