“No soy una mujer, no tengo malos días” #En60”

“No soy una mujer, no tengo malos días” Vladimir Putin ha respondido así a la pregunta de sí solía tomarse días de descanso como presidente de Rusia.

Putin aseguró que no quería insultar a nadie con esas declaraciones, pero que era “la naturaleza de las cosas”. Estas no son las primeras palabras polémicas del presidente ruso. El 8 de marzo, Día de la Mujer, alabó únicamente la belleza de las mujeres y su papel en el hogar, unos meses después de que se aprobase una ley en Rusia que suavizó los castigos por violencia de género. La condena actual  por pegar a una esposa por primera vez está castigado con una multa de 500€.

También hay cabida por parte del presidente ruso para los homosexuales en el documental dirigido por Oliver Stone, donde Putin niega que Rusia los discrimine, pero a la pregunta de si se ducharía con una persona gay, afirmó que preferiría no hacerlo para no provocarlo, diciendo entre risas que él es maestro de judo.