España puede alcanzar los 84 millones de turistas en 2017

El impacto global del turismo alcanza el 16% del Producto Interior Bruto Español (PIB) después de que más de 75 millones de turistas llegaron al país en 2016, según el Informe mensual de junio de CaixaBank Research que alerta que las nuevas tecnologías suponen un reto para el mercado laboral y el marco regulatorio en el sector turístico.

El informe titulado ‘Turismo: viajando al futuro’ ha sido presentado este miércoles en Madrid por el economista jefe de la entidad, Enric Fernández, que asegura que la economía española evoluciona mejor de lo previsto, y que el turismo está siendo uno de los grandes beneficiados.

Las previsiones son que España alcance este año los 84 millones de turistas, lo que podría situar a nuestro país en la primera posición mundial superando a Francia. El turismo interno además está comenzando también a dar muestras de recuperación.

“El turismo es un sector clave de la actividad económica tanto por su dimensión como por su dinamismo y por su capacidad de influir en otros ámbitos de la actividad económica”, asegura el economista quien considera que las perspectivas de futuro siguen siendo igualmente satisfactorias.

Por todo ello el servicio de estudios estima que el impacto global del turismo en el PIB español se situó en el 16% en 2015 (6,4% de aportación directa, 4,7% indirecta, y un 4,9% de impacto inducido), en aumento progresivo desde 2010 y muy superior a la media europea (9,6%).

La contribución del turismo a la creación de empleo también es muy significativa. El turismo empleó en 2015 directamente a 2,5 millones de personas, un 13% el empleo total que se eleva hasta el 16,2% en el caso del empleo inducido.

“El turismo es uno de los motores de crecimiento de la economía española y uno de sus principales protagonistas. Es un sector de presente y de futuro y una gran oportunidad para un país como nosotros que somos un gran potencia en el sector”, justificó el economista.

El informe que incluye un dossier especial sobre el sector turístico asegura que la coyuntura favorable y la fortaleza competitiva del sector en España dan un amplio margen para seguir aprovechando la buena marcha del turismo a nivel global.

El estudio de CaixaBank también señala que el turismo ha contribuido a corregir algunos desequilibrios de la economía española en los últimos años: un 11% de la corrección del saldo por cuenta corriente fue debido al aumento del superávit de la balanza de servicios turísticos.

“La economía española no da señales de desacelerarse. Al contrario mantiene un crecimiento muy equilibrado con crecimiento de la inversión y del consumo privado por eso revisamos al alza el crecimiento previsto desde el 2,8 hasta el 3,1% del PIB”, explicó Fernández añadiendo que los indicadores de productividad y competitividad colaboran a que el gasto medio se mantenga.

 

Irrupción de nuevas tecnologías

 

El turismo se está viendo considerablemente influenciado por los avances tecnológicos en los últimos años. Esta digitalización también ha dado más accesibilidad a la economía de consumo colaborativo que supone un importante desafío regulatorio que hay que analizar.

El informe de CaixaBank concluye asegurando que el sector cuenta con claras oportunidades de crecimiento a largo plazo que puede aprovechar. “Es un sector de futuro teniendo en cuenta tanto el incremento del nivel de renta sobre todo en países emergentes, como el envejecimiento de la población europea que impulsan una demanda muy atractiva con oportunidades y recursos para viajar”, indica el estudio.

Respecto al empleo el informe económico insta a estar preparados en términos de formación y fomentar capacidades para adaptarse a los cambios que inevitablemente surgen fruto de la creación de nuevos modelos de negocio.

“La automatización ofrece la posibilidad de cambiar la naturaleza de algunas ocupaciones del sector y genera nuevas oportunidades de empleo”, concluye el experto para quien la adaptación y la flexibilidad de la fuerza laboral serán clave para facilitar esta transición.