8 heridos graves y 1.400 personas atendidas por el pánico de Turín

Al menos ocho personas han resultado heridas de carácter grave esta madrugada, según fuentes médicas al diario ‘La Repubblica’, por una falsa alerta de bomba en Turín durante la celebración de la final de la Champions League entre la Juventus y el Real Madrid, y que ha provocado que más de 1.400 personas hayan tenido que ser evacuadas o atendidas de carácter leve por el servicio de emergencias.

El incidente parece haber comenzado al estallar un petardo en la plaza de de San Carlos, donde una multitud de aproximadamente 30.000 personas estaba observando el encuentro de fútbol.

Alguien del gentío, según las primeras informaciones, declaró una falsa alerta de bomba, lo que originó una estampida entre los aglomerados, según las fuentes consultadas por ‘La Reppublica’, varios de los cuales cayeron desde una gran altura al ceder la barandilla de una entrada de un aparcamiento subterráneo cerca de la plaza.

Entre los heridos graves de Turín se encuentra un niño de corta edad y su estado es crítico, con heridas en cabeza y torso, según han informado fuentes médicas

En lo que se refiere al resto de heridos, doscientos de ellos presentaban magulladuras necesitadas de atención particular, de acuerdo con las informaciones de los servicios de emergencia. Fuentes de los servicios de Emergencias aseguran que la alerta ha terminado y que “lo peor ha pasado”, de acuerdo con declaraciones de un portavoz a los medios italianos.

Según el prefecto de Turín, Renato Saccone, que llegó a la plaza para observar la situación por sí mismo, achacó lo sucedido al “pánico, como causa subyacente”.