Separados por un muro de 4 metros #En60″

Cada fin de semana decenas de familias se reúnen a ambos lados de un muro de 4 metros que separa Estados Unidos de México.

A través de un muro que marca los límites en el noroeste entre México y Estados Unidos se acumulan las emociones de familias separadas por la frontera. Los familiares no se pueden tocar, pero es la única forma que tienen de verse.Cada día alrrededor de 180.000 personas cruzan la frontera buscando una vida mejor en Estados Unidos. No todos consiguen llegar y son muchos los que terminan viviendo en las calles de Tijuana. Según el diario New York Times desde octubre de 2000 hasta septiembre de 2016, la Patrulla Fronteriza registró 6,023 muertes de emigrantes en territorio estadounidense; suelen perderse y morir de sed o de calor. Expertos en la frontera suelen subrayar que esas cifras son solamente orientativas, porque no se sabe con exactitud cuándo murieron esas personas.

Desde la llegada de Donald Trump  a la Casa Blanca ha insistido en la importancia de seguir construyendo muros entre México y EE.UU. Muros que, como el de Tijuana, separan familias e impiden el paso a aquellos que buscan en el país un futuro mejor.