De la Serna destaca la labor del PDeCAT para aprobar la estiba

El PDeCAT ha permitido al Gobierno aprobar el Decreto Ley de reforma de la estiba en su segundo intento, dos meses después de que el primer texto presentado registrara un histórico rechazo de la Cámara Baja el pasado 16 de marzo.

La abstención de la formación catalana, que tiene lugar en pleno reto soberanista, fue determinante para que el Ejecutivo sacara adelante una norma cuyo objetivo es que la estiba cumpla con la normativa europea, a la que ahora contraviene, y evitar que el Tribunal de Justicia de la UE imponga una multa a España.

El Decreto Ley de reforma salió adelante gracias al voto a favor de Ciudadanos, cuya abstención en la anterior ocasión provocó su rechazo, y a que PNV mantuvo su respaldo.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, agradeció expresamente en su intervención en el debate de convalidación del Decreto en el Congreso la “labor realizada” por PDeCAT, la “estrecha comunicación y diálogo” con el Gobierno para “acercar al máximo posturas” y “facilitar” la aprobación del texto legal.

“Agradezco la labor realizada en los dos últimos meses por PDeCAT, en una negociación de mucho tiempo, en ningún caso perdido, y su estrecha comunicación y diálogo con el Gobierno, para poder acercar al máximo los acuerdos”, declaró De la Serna en el pleno de la Cámara Baja que reiteró posteriormente, una vez aprobada la reforma.

De su lado, el diputado de PDeCAT Ferran Bel Accensi atribuyó su decisión a su “compromiso con Europa y con las instituciones europeas” y su “responsabilidad con los puertos catalanes y con Cataluña”.

“No es de recibo que tres años después haya una sentencia de la UE por cumplir”, indicó el diputado. “Esta Cámara mandará hoy un mensaje claro a la UE y estoy seguro que en Bruselas tomarán nota de la actitud de este partido en esta Cámara”, indicó en referencia a PDeCAT.

El diputado de la formación catalana asegura que ha cambiado su postura ante la reforma de la estiba tras “escuchar y negociar con todas las partes implicadas (sindicatos, empresas de estiba y el mediador de la negociación Marcos Peña), y después de “negociar con el Gobierno” y “presentar enmiendas”.

Bel Accensi destacó las “cinco importantes modificaciones” que su negociación con el Gobierno ha permitido introducir en el nuevo Decreto Ley de reforma de la estiba, entre ellas la garantía de que los estibadores sigan encargándose de la tramitación de vehículos en los puertos. “Una medida tan importante para los puertos de Barcelona y Tarragona”, indicó.

El diputado de PDeCAT señaló asimismo los cambios en cuanto a la formación que se requerirá para acceder a estibador o la posibilidad de que se puedan negociar convenios a nivel de puertos.

 

AGRADECIMIENTO TAMBIÉN A CIUDADANOS Y PNV.

 

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, agradeció asimismo el apoyo “que en esta ocasión” prestó Ciudadanos y que “el PNV lo mantenga”, así como el apoyo de Foro Asturias y UPN.

De la Serna valoró el hecho de que hubiera grupos que “dieran un paso adelante” y aceptaran negociar la reforma del sector con el fin de cumplir con una sentencia de la UE, en contra de otros que, según asegura, “no han querido negociar”.

El diputado de Ciudadanos Fernando Navarro-Rodríguez, tras justificar su rechazo en marzo al anterior Decreto “por no estar sustentado con un acuerdo con el sector”, atribuyó su apoyo al actual porque “además de cumplir con Europa, recoge avances en cuanto a la conservación de los puestos de trabajos y la mejora de la productividad que el anterior no tenía”. “Ahora toca no estropear todo lo que se ha avanzado”, añadió. Por su parte, el diputado de PNV Íñigo Barandiarán resaltó la “necesidad de cumplir con Europa”.

De su lado, el diputado del PSOE César Joaquín Ramos Esteban, pese a reconocer que el nuevo Decreto Ley mejora el anterior, estima que “no satisface lo imprescindible y no soluciona el problema del sector definitivamente”. Por ello, manifestó su “preocupación” por los trabajadores y lamentó que “quedan pasos por recorrer” y “la falta de capacidad de escuchar el titular de Fomento”.

Asimismo, el diputado de Unidos Podemos Félix Alonso señaló que “el Gobierno se equivoca y no respeta lo acordado entre las partes” y denunció que “el objetivo de la negociación promovida entre sindicatos y patronal ha sido una escenificación y una coartada para que sus aliados naranjas cambiaran de opinión y canjear cromos” con PDeCAT.

En cuanto al diputado del PP, Miguel Barrachina, cuya intervención provocó el desalojo de los estibadores que seguían el pleno desde la tribuna, instó a Podemos y al PSOE a promover un “‘crownfounding’ como los que realizan Pablo Iglesias y Pedro Sánchez para pagar la multa que debería afrontar España” en caso de no sacar adelante la reforma de la estiba.

“Qué elecciones primarias más costosas para los españoles”, indicó en referencia al proceso abierto en el PSOE para elegir líder, dado su rechazo a la ley. “No han bajado del monte pese a que la ley que UE ve ilegal es suya”, remarcó. El momento en que detalló las “ayudas que con todo” se dará a los trabajadores del sector y que los “puertos funcionarán mejor con libertad y capacidad de contratación es el que provocó el desalojo de los trabajadores.